La mató con un cuchillo tipo carnicero, se bañó, se cambió y se entregó

Un hombre mató a puñaladas con un cuchillo tipo carnicero a su ex pareja en su casa de la ciudad de San Martín de los Andes, en el sudoeste de la provincia del Neuquén, luego se bañó, se cambió y finalmente tras esperar 12 horas, se entregó en una comisaría acompañado por su madre.
Se trata de Esteban Alejandro Antileo, un sereno de 36 años, a quien la Justicia acusó por el femicidio de Laura Painefilu, de 33, el segundo registrado en la provincia en lo que va del año.
Ella lo había denunciado en mayo por violencia de género y había solicitado una medida para que no se le acerque, pero por alguna razón volvieron juntos de un boliche al que habían ido a bailar y una discusión fue todo lo que él necesitó para matarla a puñaladas con un cuchillo tipo carnicero en un dormitorio de su casa.
Al respecto, el comisario Mauricio Troncoso detalló a La Mañana de Neuquén que la mujer de 33 años lo denunció específicamente por violencia verbal y por amenazarla con un cuchillo.”Él estaba con tratamiento psicológico por intentos de suicidio”, afirmó el comisario.