La niña, que espera un corazón, y pide por los demás

La historia de Justina Lo Cane atravesó fronteras y hoy es conocida por gran parte del país. La pequeña, de 12 años, está internada en grave estado, en la Fundación Favaloro, a la espera de un corazón. Sin embargo y a pesar de todo inició una lucha personal para concientizar sobre la relevancia de la donación de órganos.
“La campaña de Justina” es el nombre a una iniciativa creada por los padres de la niña y que a través de las redes sociales tomó cada vez más fuerza. Tanta que hoy personalidades del deporte, la cultura y una gran cantidad de personas en general se sumó a darle apoyo a la propuesta. “Sé donante de órganos. #Multiplicáte x7. La Campaña de Justina” se observa en los afiches y en los dibujos virtuales destinados no solo a encontrarle un corazón a Justina sino a lograr que cada vez más personas donen sus órganos.
Gastón Orsini, periodista y amigo de la familia de Justina, comunicó a LA ARENA  que este sábado la pequeña debió ser intervenida quirúrgicamente para conectarla a respiración asistida y asistencia ventricular complementando y ayudando a sus funciones respiratorias y cardiológicas.

Justina.
La historia de Justina es difícil. Cuando tenía un año y medio de vida, los médicos le descubrieron una malformación cardíaca pero dos meses atrás su corazón manifestó agotamiento. Según su papá, Ezequiel Lo Cane, todos estos años ella tuvo una vida relativamente normal con la salvedad que debía hacerse estudios, tomar medicación, y cuidarse la exigencia cardíaca en esfuerzos físicos.
Pero lo más conmovedor vino después. Al enterarse que tenía que ser trasplantada Justina le pidió a sus papás que comiencen una campaña pero no para conseguirle corazón a ella sino para que se tome conciencia de la importancia de donar órganos. De esta manera, con la naciente “#LaCampañadeJustina”, se creó el lema #MultiplicáteX7, a través del cual se trata que más argentinos se inscriban como donantes ya que por cada persona que done sus órganos se pueden salvar siete vidas y en algunos casos hasta nueve (si se toman en cuenta los tejidos).
Justina buscó, con esta iniciativa, que nadie pase por el sufrimiento que significa esperar por un órgano para mejorar la calidad de vida de una persona o en algunos casos poder seguir con vida.
Hoy “#LacampañadeJustina” logró la adhesión de artistas, deportistas, personalidades, medios y ciudadanos de todo el país y el mundo. Según la base de datos, en la actualidad solo 2.866.618 argentinos manifiestan su intención positiva de ser donantes de órganos y aunque muchos creen serlo la realidad es que no consta en la base de datos del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai 0800 555 46 28.).