La nueva ruta 35 esquivará la laguna del Bajo Giuliani

EL DESVIO ES PARTE DEL PROYECTO DE LA AMPLIACIÓN DE LA CIRCUNVALACIÓN

El Gobierno de La Pampa ratificó ayer que, una vez superada la crisis actual en la ciudad producto de las inundaciones, encarará la obra de trasvase de la laguna Don Tomás al Bajo Giuliani, reemplazando el sistema actual de bombeo por otro con una capacidad de desagote tres o cuatro veces superior.
El ingeniero Raúl Crespillo, asesor del mandatario provincial, informó ayer, tras reunirse con Verna, que esa obra se complementará con otra que está estudiando el gobierno nacional para desviar la traza de la ruta 35, al sur de Santa Rosa, de modo que realice un rodeo del Bajo Giuliani por el oeste, lo cual permitiría que ese enorme reservorio de agua aumente considerablemente su capacidad de recibir la que se bombee desde la ciudad capital.
Fabio Fernández, el actual jefe del Distrito 21 de Vialidad Nacional, explicó ayer a LA ARENA que la obra para rodear el Bajo está contemplada en la licitación que el organismo vial está realizando para seleccionar una consultora que encare los proyectos de la Autopista Anguil-Santa Rosa y la nueva circunvalación de la capital provincial.

Sobre la cresta.
Si bien será la propia consultora la que diagramará las distintas alternativas para la traza que se estudia, Fernández explicó que lo que se piensa es una ampliación de la circunvalación que comenzará al norte de Santa Rosa, a la altura del cruce de la 35 con la ruta provincial 12, seguirá hacia el sureste hasta empalmar con la Ruta Nacional 5 (a la altura del camino de ripio que pasa por detrás el viejo Autódromo Parque) y volverá hacia el suroeste para volver a empalmar con la 35 a la altura del camino que conduce al Cementerio Parque.
Desde ahí en adelante, la idea es que la Ruta 35 se desvíe hacia el oeste, siguiendo la traza del Acueducto del Río Colorado y haga un semicírculo rodeando el Bajo Giuliani para empalmar con la Ruta Provincial 14 y continuar su recorrido hacia el sureste de modo de volver a encontrarse con la traza actual de la 35 a la altura del barrio La Cuesta, exactamente en la loma ubicada al sur del Bajo.
El intendente Leandro Altolaguirre explicó a este diario que desde Vialidad Nacional creen que esa sería la mejor solución para la continuación de la Ruta 35 hacia el sur, dado que existen estudios que se realizaron cuando se definió la traza del Acueducto, que indicaban que lo mejor era avanzar sobre la cresta que rodea el Bajo.

Trasvase.
Verna recibió a Crespillo ayer en su despacho para analizar la situación difícil que atraviesa la ciudad por los anegamientos que provocaron las históricas precipitaciones de este año. Durante la reunión quedó en claro que la Provincia está enfocada en asistir a los santarroseños para salir de la emergencia, pero que, una vez superada la crisis, se volverán a volcar recursos para los trabajos de mitigación de la otra emergencia que padecen los santarroseños: el colapso de las redes de cloacas y agua potable.
De todos los trabajos proyectados para la mitigación, Crespillo recordó que el más caro es el del trasvase de la laguna Don Tomás al Bajo Giuliani. “Será una nueva obra que reemplazará a la que se hizo en forma transitoria hace más de 30 años y tendrá una capacidad de respuesta entre 3 y 4 veces mayor a la que tiene actualmente, es decir que si hoy se puede disminuir un centímetro el nivel de la Laguna, en el futuro se podrán disminuir 3 ó 4 centímetros”, graficó el ingeniero.
La depresión de la laguna en forma rápida es lo que reclaman los vecinos de los barrios El Faro, Las Camelias y Almafuerte para que el agua de la laguna desbordada se retire de calles y viviendas. Crespillo aseguró que el nuevo sistema de bombeo supondrá un incremento en el agua que hay en el Bajo, aunque, aclaró, el mismo no representará un riesgo para los habitantes de la zona porque “la relación estimada, aunque no es lineal, es de 1 a 5, es decir, cuando se sacan 10 centímetros en la laguna sube dos el Bajo. No será que vaya a inundarse de hoy para mañana”.

Solución a futuro.
La solución definitiva a ese tema será la concreción del proyecto que existe en Vialidad Nacional para hacer un desvío de la ruta 35, a la altura del Bajo, que podría empalmarse con la 14 y dejaría una superficie inundable que alcanzará para “20, 30 ó 35 años, tal cómo se proyectan estas obras”, remarcó Crespillo.
Ayer, consultado por LA ARENA, el ingeniero reveló que durante la reunión había recomendado a Verna comenzar las gestiones para realizar alteos en la Ruta Provincial 14 y en la Nacional 35, pero que el propio mandatario le informó que minutos antes, en diálogo con Vialidad Nacional, le habían informado que el proyecto de la nueva traza para la 35 sur permitiría al Bajo de Giuliani recibir mucha más agua sin el riesgo de anegar las rutas que lo atraviesan.