Declaración de la ONU por el Atuel: “Es un argumento de mucho peso para el juicio”

El gobernador, Carlos Verna, se reunió hoy en su despacho con representantes de la Fundación Chadileuvú, con quienes analizó distintas cuestiones vinculadas con la política hídrica del gobierno provincial e intercambió opiniones sobre de los últimos sucesos ocurridos en relación al reclamo judicial que impulsa para que Mendoza reconozca la interprovincialidad del río Atuel.
Hector Gómez, presidente de la fundación, acompañado por el miembro de la comisión de la entidad “Cacho” Sapegno, el secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel y el asesor Juan Pablo Morisoli compartieron la reunión que tuvo lugar en el despacho del gobernador.
Gómez se mostró “sorprendido” porque el pronunciamiento que la Organización de Naciones Unidas (ONU) en apoyo a la postura pampeana se hiciera público ya que este tipo de acciones se caracterizan por su discreción y “la ONU se mueve por canales diplomáticos, se dirige directamente a los gobiernos”.
Y, aunque aclaró que desconoce los motivos juzgó que el hecho puede obedecer a que en la respuesta enviada por Cancillería –y por extensión del gobierno nacional- se puso en duda la validez del reclamo pampeano.
“Hace unas semanas nos pidieron que refrendáramos algunos datos, que les mandáramos una síntesis de algunas cosas y nuevos elementos, que fueron el dictamen de la Procuración (que da por sentado que La Pampa tiene argumentos para reclamar nuevamente)”, contó Gómez, quien explicó que la posición del organismo internacional “generó un impacto mediático y en el gobierno de Mendoza muy importante”.
Para el dirigente, el hecho “es un argumento más de mucho peso para el juicio pero además le da visibilidad internacional a este problema, que quizás sea lo que más le molesta” a los que se oponen a reconocer el derecho de La Pampa de acceder al agua y que ahora “quedan en muy mala posición”.

“Que el lamento se transforme”.
Gómez reconoció que “el gobernador Verna es sensible a estos temas. Nos recibió hace poco para hablar de los ríos y ahora estuvimos reunidos nuevamente para hablar de este tema y de otros vinculados al manejo hídrico de la provincia. Está muy enterado y compenetradísimo”.
Jugando con uno de los significados de Atuel (lamento), el dirigente se esperanzó con que “ojalá deje de ser lamento y se transforme en alguno bien aventurado, que vuelva de la vida a ese lugar en el que en este momento no existe, que vuelva el río en una palabra, para que la gente del oeste pueda vivir mejor, que no tenga que estar entre los arenales solamente sino que tenga sus lagunas, sus humedales… el río corriendo”.
Finalmente avisó que “la naturaleza ha actuado de manera opuesta a la que Mendoza quiere porque entra agua por el Atuel y el Salado que son los ríos que Mendoza cortó; el Tunuyán, el río Diamante, y por eso no llega agua al Salado, que antes tenía más 200 metros cúbicos por segundo y hasta hace poco ingresaba medio metro cúbico o uno con el doble o el triple de la salinidad del agua de mar. Era veneno directamente. Ahora el Salado corre dulce, lo pueden beber los animales. O sea que la naturaleza nos está diciendo lo que tendría que ser si el hombre no hubiese actuado de manera tan negativa sobre los recursos hídricos”.

Compartir