La Pampa en la Maratón Nacional de Lectura

La Biblioteca de la Cámara de Diputados fue hoy la sede santarroseña en el marco de la Maratón Nacional de Lectura, de la que participaron alrededor de cinco millones de personas en todo el país.
La edición número 14 de la Maratón Nacional de la Lectura fue organizada por la Fundación Leer que a lo largo y ancho del país busca fomentar y destacar la importancia de este hábito entre los más chicos.
En la provincia de La Pampa, la Biblioteca de la Cámara de Diputados fue seleccionada para llevar adelante esta actividad en su establecimiento.
En la apertura estuvo presente la secretaria de Cultura, Adriana Maggio, quien contó cuentos de su autoría a alumnos del Jardín de Infantes de la Escuela N° 143.
Seguidamente la escritora Stella Maris Gamba junto al músico Javier Díaz contaron e interpretaron cuentos ante los alumnos de 1° y 2° grado de distintas escuelas de la ciudad de Santa Rosa.
Por la tarde, el grupo local Desguace y Pertenencia tuvo a su cargo la lectura de poemas, también de su autoría, al público presente.
La jornada culminó con la presentación del Coro Estable de la Cámara de Diputados “Coral Pampa”, desde la terraza de la Biblioteca.
Nacida en 2002, la Maratón de Lectura es una jornada propuesta por la Fundación Leer en la que escuelas, bibliotecas, hospitales, comedores infantiles, se inscriben con el compromiso de destinar un tiempo del día a leer con los niños.
Se trata de una jornada descentralizada, donde cada espacio u hogar, fija su horario y modalidad de la actividad.
La Fundación Leer es una organización sin fines de lucro creada en 1997 con la misión de incentivar la lectura y promover la alfabetización de niños y jóvenes de Argentina.

Maggio.
Respecto de su participación en esta jornada, Maggio comentó que implica “acompañar una actividad que me toca en lo profundo ya que la literatura y los chicos, son mi metié”.
En cuanto a inculcar este hábito desde niños opinó: “Los chicos son maravillosos, el grupo mantiene una atención increíble. Afortunadamente en las escuelas hubo años de trabajo impulsando la lectura de ficción, no como herramienta para la tarea, sino para el goce, con lo cual hay muchas docentes que llevan adelante proyectos de lectura”.
Informó que se han comprado muchos libros de cuentos y libros en general. “Las escuelas públicas y las bibliotecas cuentan con un material fantástico para leer, con lo cual se ha avanzado mucho en ese terreno”, agregó.
En ese sentido consideró que las actividades como las de hoy se usan como excusa, “porque no se trata de leer un solo día en el año, sino que durante todo el ciclo lectivo estén trabajando en el impulso de la lectura simplemente por el hecho mismo de lo que se lee”.
Finalmente fue consultada por el desafío de enfrentar el libro a las nuevas tecnologías y a las redes sociales, a lo cual respondió: “Es una vieja discusión a la que tenemos que estar atentos porque son complementarias”. En ese sentido sostuvo que “muchas veces decimos ‘los chicos leen menos’, pero en realidad leen diferente porque lo hacen en pantalla, fragmentado, hay que entenderlo, complementarlo y sumar. A la lectura hay que sumar la comunicación en general, como escriben, como responden, pero es una herramienta como tantas, que no va a hacer desaparecer a ninguna otra, porque el libro en papel va a seguir estando”, concluyó la funcionaria.
Fuente: Boletín de Prensa de Casa de Gobierno.