La Pampa: la AFIP le cayó a 135 monotributistas

VIAJARON DE COMPRAS A CHILE Y PARAGUAY

Pertenecen a las categorías más bajas y viajaron a los países fronterizos a comprar ropa, perfumes y artículos electrónicos. Los sancionados pertenecen a Santa Rosa, General Pico, Intendente Alvear, Eduardo Castex y Alpachiri.
La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de la Región Junín excluyó temporariamente del régimen del monotributo a 135 pampeanos que viajaron a Chile y Paraguay este año para realizar compras. Pudo saberse que el 15% de los contribuyentes locales que viajó hacia esos lugares pertenecen a las categorías más bajas del Régimen Simplificado, A y B, es decir que facturan entre 84.000 y 126 mil pesos anuales (de 7.000 a 10.500 pesos por mes). Como no han podido justificar otro ingreso de dinero, no les alcanzaría para costear una estadía en el extranjero y menos pagar aranceles al adquirir bienes tecnológicos.
Los pampeanos que, atraídos por el “dólar barato”, cruzaron a Chile vía Mendoza o a Paraguay vía Ciudad del Este y adquirieron al menos una TV necesitaron entre 30.000 a 80.000 pesos para afrontar el viaje en un fin de semana largo, gastos de alojamiento, traslados, comida y compras. El organismo fiscal, a través de cruces sistémicos centralizados, entre ellos movimientos migratorios, constató que 135 monotributistas de Santa Rosa, General Pico, Intendente Alvear, Eduardo Castex y Alpachiri viajaron sin que sus declaraciones coincidan con los gastos que afrontaron.
En otras palabras, compraron como si fueran de clase media alta pero en realidad pagan impuestos como cuentapropistas de las dos categorías más bajas, con lo cual no podrían siquiera salir al exterior y menos adquirir ropa, TV, computadoras, celulares, cámaras, perfumes, entre otros artículos, en algún shopping.

Escondedores.
El monotributo fue creado como un régimen tributario integral hace unos años, basado en la simplificación de los procedimientos y con el objetivo de la inclusión en la economía formal de los que tienen menor capacidad contributiva. Cierto es que hay monotributistas (categorías I, J, K) que facturan entre 800 y un millón anual (más de 80 mil mensuales) y tienen capacidad patrimonial para viajar al exterior e irse de compras.
Sin embargo, los pampeanos apuntados por el fisco nacional con base en la localidad bonaerense de Junín deberán regularizar su situación en los impuestos del Régimen General desde el período en el que sus gastos excedieron dicho tope. Para analizar la capacidad económica de estos contribuyentes locales, la AFIP tomó en cuenta los viajes al exterior que realizaron aquellos monotributistas, la compra de moneda extranjera, la constitución de plazos fijos, el pago de prepagas y los consumos con tarjetas de débito y crédito. Ahora estos contribuyentes se encuentran inscriptos de oficio en el Régimen General y la AFIP notificará la deuda de Impuestos a las Ganancias e IVA.

Las franquicias.
Al regresar de un viaje, principalmente a esos dos destinos, en el cual se realizaron compras de electrónica, ropa o cualquier objeto, se debe declararlas, y según la vía por la que se viaje cambia la franquicia. Ahora bien, qué es esta franquicia: es el monto en dólares que se puede ingresar al país en compras hechas en el exterior por persona, sin pagar impuestos (el 50% del excedente).
En el mismo papel de la declaración de aduanas que se entrega en el paso aduanero en tierra, o antes de aterrizar si se viaja en avión, no se paga arancel (o sea el impuesto por excedente). Ello incluye ropa y objetos de uso personal como perfumes, maquillajes y artículos cosméticos. Vía terrestre: la franquicia es de U$S 150 por persona. Quienes viajen por ejemplo a Chile o Paraguay en auto o colectivo, están sujetos a ese monto y los menores de 16 años hasta U$S 75. Pero cuando es vía aérea solo se puede ingresar por compras de hasta U$S 300 por persona y los menores de 16 año hasta U$S 150.
Un beneficio que tienen los viajes aéreos es que se pueden sumar a los 300 dólares, otros 300 en compras en algunos Free Shops de los aeropuertos. En ese caso, se duplica por persona el monto. Cuando se viaja en pareja o familia (con hijos de hasta 16 años), las franquicias se suman.

Juan José Reyes