La Pampa pidió congelar la tarifa del gas

El gobierno participó de la audiencia por la suba de gas y pidió mantener la tarifa actual hasta octubre, que Camuzzi devuelva los costos de obras pagadas por el Estado y los usuarios, y que se le revoque la concesión en la provincia.
El titular de la Administración Provincial de Energía, Gonzalo Marcos, planteó ayer la postura del gobierno de La Pampa durante la audiencia pública realizada en todo el país por el aumento de gas y considerando “la realidad económica actual”, pidió que se mantenga el actual cuadro tarifario hasta el mes de octubre y que se le revoque la concesión a la empresa Camuzzi Gas Pampeana que brinda el servicio en la provincia. La audiencia se realizó en el edificio de Vialidad Nacional, donde hubo un fuerte operativo de seguridad, incluyendo la instalación de vallas de contención, algo que llamó la atención aunque en la sala donde estaba la pantalla que mostraba la actividad, apenas había dos asistentes, más allá de los organizadores y Marcos, quien expuso por la provincia y estuvo acompañado por el asesor letrado de Gobierno, Alejandro Gigena. El funcionario provincial expuso después de las 14 y pidió que “teniendo en cuenta la realidad económica actual y la llegada del período invernal, se mantenga el esquema tarifario actual hasta octubre de este año” y que “se disponga que Camuzzi Gas Pampeana devuelva el costo de las obras de expansión de la red de gas que actualmente usufructúa en la provincia de La Pampa, ya que todas han sido pagadas por el Estado o por los frentistas”.
Por otro lado, Marcos manifestó que, considerando que “nada ha variado para los pampeanos respecto del servicio público de gas natural desde septiembre a la fecha, más que el aumento del 400% de la tarifa al que, a partir de Abril, deberemos adicionarle el que ahora se debate, y que no hay ninguna perspectiva, de que Camuzzi modifique en un plazo razonable y para beneficio de los pampeanos las condiciones del servicio que hoy presta, se solicita nuevamente que, en el marco de la Ley de Gas y de los términos de la licencia vigente, se revoque la licencia en La Pampa, y se conceda una nueva al gobierno provincial para que opere por sí o por intermedio de las empresas estatales asociadas a cooperativas prestadoras de servicios públicos la distribución del servicio público, ya que se encuentra en condiciones de asumir y cumplimentar los compromisos que se le requieren a la licenciataria”.
La audiencia se realizó en el marco de la Resolución 212 del Ministerio de Energía, que aprobó los nuevos Precios del Gas en Punto de ingreso al sistema de transporte, que surgió luego de la audiencia pública de septiembre de 2016, y que luego de ello se convocó a una nueva Audiencia Pública para el día 2 de diciembre de 2016, donde las licenciatarias del Servicio Público de Transporte y Distribución de Gas Natural propusieron los planes de inversiones para el quinquenio 2017/2021, incluida la propuesta realizada por la sociedad anónima Camuzzi Gas Pampeana.

Preocupación.
“En la primera convocatoria, La Pampa expresó la preocupación por el impacto que tendría en la economía de los pampeanos la implementación lisa y llana, sin limitación alguna, de las medidas que se propiciaban implementar desde el Ministerio de Energía, con respecto a la quita de subsidios escalonada para los usuarios residenciales de gas natural en red de la Patagonia, hasta el 2022, momento a partir del cual abonarán el precio del gas sin ningún tipo de subsidio o beneficio”, dijo Marcos. En esa oportunidad, siguió, se destacó que el subsidio al gas natural otorgado preferencialmente a la zona patagónica que integra La Pampa no era un fenómeno casual, y que muy por el contrario, históricamente ha formado parte de un conjunto de medidas estratégicas que han tenido en cuenta la distinta característica regional de la Patagonia de las demás que integran el país, y lo vital que resulta el gas natural en red para el desarrollo de la vida humana y social en la región”. Recordó que el gobierno provincial pidió un tope de aumento del 400 por ciento para todos los usuarios residenciales de gas, tomando como parámetro la facturación de igual período del año anterior, y que ese límite mantenga vigencia hasta octubre próximo. También planteó que allí se solicitó a Enargas, el ente regulador, que exija a Camuzzi obras para dar respuesta a las conexiones necesarias en la provincia y que devuelva los costos por las obras de ampliación de la provisión que pagaron el Estado provincial y los frentistas.
“El 2 de diciembre, cuando se trató el plan de inversiones que Camuzzi proponía realizar para el quinquenio 2017-2021, se expresó que dicho plan de obras, de aprobarse tal cómo se lo proponía y además de cumplirse, en nada contemplaba las reales necesidades de los pampeanos para el quinquenio, ya que prácticamente durante cinco años, es decir hasta fines de 2021, no se daría ningún tipo de respuesta a los pampeanos; y que ello implicaba una clara profundización del destrato que Camuzzi constantemente brinda a los pampeanos”, explicó sobre el planteo pampeano contra el plan de la empresa.

Pondrán “tope” de 500 por ciento.
El gobierno nacional anunció ayer que pondrá “topes” de entre 300% y 500% a los aumentos del gas natural para usuarios que reciban facturas con montos superiores a 250 pesos mensuales.
Así lo señaló el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, quien también ratificó la propuesta oficial de aumentar desde el primero de abril un 10% en promedio el precio de gas en boca de pozo, el ítem más importante en las facturas.
Aranguren anticipó esos datos al abrir la audiencia pública en la que se terminará a definir el nuevo cuadro de precios del gas natural en el denominado Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST) o boca de pozo.
Las palabras del funcionario llegaron luego de que el gobierno hizo trascender versiones de que se atenuarían y postergarían los ajustes del gasto público, el recorte de los subsidios y el aumento en las tarifas del gas, el transporte público y el agua.
Según el diario La Nación, ante la falta de índices favorables de la economía para exhibir durante la campaña, Macri demorará, también, la reducción del gasto público.
En este escenario, Aranguren ratificó que el gobierno avanzará con la reducción de subsidios energéticos y aclaró que el objetivo es que en el mediano plazo los usuarios paguen el total del costo de producción del gas.

Menos subsidios.
Aranguren afirmó que el objetivo de su gestión es continuar en el “sendero gradual y previsible de reducción de subsidios” y en paralelo obtener un suministro que sea sostenible en el tiempo y promover la producción local, con subsidios a la demanda y no a la oferta.
La audiencia pública para definir el aumento del precio del gas en boca de pozo arrancó a las 9:00 en el Teatro de la Ribera, del barrio porteño de La Boca, donde estaba previsto que se expresen unos 75 oradores, incluyendo los del interior del país a través de videoconferencia.
Aranguren indicó que al llegar a la gestión en diciembre de 2015 recibió un sistema de suministro de gas natural que “era y continúa siendo distorsionado, desigual, injusto y obsoleto”, para el que se importa en invierno un tercio del fluido consumido.
Advirtió además que la capacidad de importación está hoy “limitada” porque no hay mayor capacidad de regasificación mientras que “hay un faltante de suministro por parte de Bolivia”, y cuando esto ocurre -principalmente en el invierno- se debe cortar el gas a las industrias.

“La gente está peor”.
El defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, pidió ayer al gobierno naciónal observar el “termómetro de la calle” antes de aumentar las tarifas de gas este año porque “el bolsillo de la gente ya no soporta ninguna suba más” y la situación social es “alarmante”.
Lorenzino pidió al ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, discutir el “problema real” que tiene la Argentina de falta de inversión pública y privada y cómo vive la gente, “que cada día está un poco peor”.
El Defensor bonaerense se expresó así en la audiencia pública que se desarrolló en el Teatro de la Ribera para definir el nuevo cuadro de precios del gas natural en el denominado Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST).
Lorenzino dijo que está claro que la administración de Mauricio Macri no es la responsable de lo que no se hizo en la última década con las tarifas, pero tampoco puede hacer responsables a los usuarios.
“No entender lo que está pasando puertas afuera de las empresas es un error: la gente no la está pasando bien. Este camino nos lleva a una situación dramática”, sostuvo Lorenzino y advirtió que si bien el sistema energético está complicado, también va a colapsar la vida de la gente con 600.000 nuevos indigentes en un año.
El defensor bonaerense se quejó porque el gobierno nacional pretende que las negociaciones salariales tengan “un tope de aumento del 18% en cuatro cuotas y acá se plantean incrementos del 300% en los servicios. ¿Eso es razonable? ¿Eso es proporcional?”. (NA)