La Pampa pidió el laudo por el llenado de Portezuelo del Viento

El gobernador de La Pampa, Carlos Verna, presentó la solicitud de laudo ante el presidente de La Nación, Mauricio Macri, en virtud a la oposición de esta provincia en el seno del Comité Ejecutivo de Coirco a la aprobación del Procedimiento de Llenado de la presa Portezuelo del Viento.
La solicitud contó con el patrocinio letrado de José Alejandro Vanini, fiscal de Estado de esta provincia, y Hernán Pérez Araujo, procurador General de Rentas.
El gobernador fundamentó la oposición a la pretendida aprobación del Procedimiento de Primer llenado, acaecida en la reunión de Comité Ejecutivo de Coirco, llevada a cabo el día 2 de marzo de 2017, que fuera plasmada en el Acta 812 del mencionado organismo.
Verna manifestó que si bien la falta de aprobación en el seno del Comité Ejecutivo debió ser tratada primero por el Consejo de Gobierno, en dos oportunidades se le requirió al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que convoque al Consejo de Gobierno, a efectos de poner en funcionamiento el procedimiento estatutario de resolución de diferendos, lo que no ha ocurrido hasta la fecha, habiéndose agotado con holgura el plazo de 60 días para alcanzar la solución.
Mediante sendas notas se solicitó la reunión del Consejo de Gobierno, sin haber recibido siquiera respuesta alguna a dicho requerimiento, motivo por el cual se presentó el pedido de laudo ante el presidente de la Nación.
Asimismo, dedujo recusación con causa del presidente de la Nación, solicitando haga lugar a la misma, en garantía de la institucionalidad y la independencia que su investidura debe traer aparejada en la relación entre las provincias, estados pares del Estado Federal.

Recusación.
El estatuto de Coirco asigna competencia al jefe de Estado argentino para dirimir el conflicto planteado en el seno del organismo, en este caso, ante la oposición de La Pampa a la aprobación del Procedimiento de Primer llenado de la presa Portezuelo del Viento, en el seno del Comité Ejecutivo del Coirco.
Dicha competencia, atribuida al presidente, exige que, para desempeñarse como árbitro, debe contar con la más absoluta imparcialidad e independencia de las partes y del conflicto concreto planteado.
La presente solicitud de laudo arbitral, referida al Procedimiento de Primer Llenado, tal como en la que ha surgido por la pretendida aprobación de la obra de Portezuelo del Viento propiamente dicha, se encuentra comprometida la imparcialidad e independencia del presidente de la Nación.
Tanto en uno como en otro diferendo, y como en cada uno de los que deban resolverse, debe serlo por un árbitro imparcial e independiente, motivo por el cual, una vez más, Verna dejó planteada la evidente falta de ambos atributos por parte del presidente, no en función de sus condiciones y aptitudes personales, claro está, sino ocasionada por la ejecución de medidas de gobierno que han sido claramente tendientes a la concreción de la obra cuya aprobación debe laudar.
Para ser claros, manifestó el gobernador, el accionar de todos y cada uno de los funcionarios nacionales en referencia a la obra de Portezuelo del Viento, sea en cuanto a la aprobación de la obra propiamente dicha, como en cuanto a la actividad llevada a cabo en el seno del Comité Ejecutivo, han sido grosera y evidentemente direccionado a favor de las posiciones mantenidas históricamente por la vecina provincia de Mendoza, y en claro desmedro de los intereses de La Pampa.
En tal sentido, y referida a este planteo de recusación específicamente, el mandatario pampeano pone en conocimiento de Macri que el subsecretario de Recursos Hídricos, “mofándose de los pampeanos, ha visitado recientemente la provincia vecina de Mendoza, y en una actitud absoluta y ciertamente parcial, culpó a La Pampa por las demoras en la licitación del complejo hidroeléctrico de Portezuelo del Viento. Es evidente, y escandalosa, la parcialidad con que el funcionario en cuestión se comporta en la relación entre la provincias integrantes del Coirco, por un lado, y entre La Pampa y Mendoza en particular, por otro”, amplió.
En tal sentido, Verna puso en conocimiento del presidente, un hecho que, si bien es referido a un conflicto ajeno a esta presentación, como resulta ser el ocasionado hace más de 70 años por el uso y manejo de las aguas del río Atuel, pone de manifiesto el accionar del subsecretario en desmedro de los intereses de La Pampa.

Audiencia.
Como es de público conocimiento, el 14 de junio se realizó una audiencia pública, informativa y de conciliación ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, de la que debían participar, además de numerosos amicus curiae autorizados, las provincias de La Pampa y Mendoza, y el Estado Nacional, en el marco de la demanda iniciada por La Pampa en el año 2014.
En ese párrafo, Verna sostuvo “y he dicho “debían participar” debido a que el rol del Estado Nacional en dicha audiencia resultó ser paupérrimo, ante la ausencia sorpresiva e intempestiva del subsecretario de Recursos Hídricos, quien se retiró de la sala minutos antes de que llegara su turno para exponer, en representación del Poder Ejecutivo, y para lo que había sido designado expresamente, además de cómo principal orador. Esta actitud, de por si reprochable, una vez más redundó, como todas las acciones a las que vengo haciendo referencia, en beneficio de la provincia de Mendoza, quien parece celebrar la inacción nacional, obstaculizando un acuerdo conciliatorio en el que se contemplen las pretensiones de mi provincia, y manteniendo un status quo harto favorable a su accionar de privación y despojo, en aquel caso, con la anuencia del Gobierno nacional”.
En este punto, expresa al presidente que corresponde volver a preguntarse “si acaso podemos los pampeanos esperar imparcialidad y probidad en la resolución de los diferendos planteados, cuando todos y cada uno de los organismos del Estado nacional han actuado, y actúan en pro de la ejecución de una obra cuya aprobación, ni más ni menos, ha sido sometida a su arbitraje, por mandato estatutario, pero en modo alguno, y jamás, a su arbitrio. Entiendo presidente, que el hecho de emitir usted el laudo arbitral contemplado en el Estatuto de Coirco, atento a la manifestación de que una vez estén resueltos los acuerdos establecidos en el marco del Coirco se podrá adjudicar la obra”, significaría una insolencia y afrenta hacia mi provincia y hacia todos y cada uno de los pampeanos”, sostuvo el mandatario pampeano.
Verna manifestó que en el presente laudo resulta entonces de aplicación la Ley 25.716, modificatoria de la Ley 20.972, de Acefalía Presidencial.
Las causas y fundamentos de la perdida de imparcialidad e independencia que han motivado la solicitud de recusación del presidente, deben ser replicadas para el resto de los funcionarios políticos llamados a sucederle, habida cuenta de la identidad funcional y política que la vicepresidenta, presidente Provisional del Senado y presidente de la Cámara de Diputados, mantienen con el presidente de la Nación.
Todos y cada uno de los argumentos jurídicos y hechos que se han puesto de resalto para poner de manifiesto la falta de imparcialidad del presidente de la Nación, y que han motivado la presente deducción de recusación, son aplicables al resto de los funcionarios contemplados en la ley, con excepción de quien no integra uno de los poderes políticos del Estado, es decir, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.