La peregrinación a la Meca entra en su momento culminante

Casi dos millones de musulmanes iniciaron su marcha hacia el monte Arafat, cerca de la ciudad sagrada de La Meca en Arabia Saudí, para llevar a cabo la parte central de la peregrinación anual o hach.
Las autoridades saudíes incrementaron este año las medidas de seguridad a lo largo del recorrido, para evitar una tragedia como la avalancha humana que se produjo en 2015 y que causó la muerte de casi 800 personas según las cifras oficiales y de 2.000 según cálculos independientes.
Hasta el momento la peregrinación, que comenzó el sábado y dura cinco días, transcurre sin incidentes, dijo un portavoz del Ministerio del Interior, Mansur al Turki.
Los peregrinos se pusieron en marcha a la salida del sol desde Mina al monte Arafat, distante unos siete kilómetros al noreste de La Meca, informó la agencia alemana DPA.
Los fieles permanecerán allí hasta el atardecer, cuando se dirigirán a la localidad de Muzdalifa para pasar la noche y regresar a Mina para la lapidación simbólica del demonio este lunes.
Unos 1,8 millones de musulmanes participan este año en la peregrinación, según las cifras oficiales. En torno a 1,3 millones son extranjeros de 164 países y el resto, saudíes.
En el hach de 2015 murieron 769 personas en una estampida que se produjo durante la simbólica lapidación del demonio, según las cifras oficiales.
La actual edición se ve opacada por una disputa entre Arabia Saudí e Irán, cuyos ciudadanos no pueden participar este año por la ruptura de relaciones diplomáticas entre ambos países.
Gran parte de los muertos de 2015 eran iraníes y Riad los acusa de haber desatado la avalancha, mientras que Teherán tilda a su vez a los saudíes de incapaces de seguir acogiendo la cita más importante para los musulmanes y los responsabilizarla de la tragedia.
El hach es uno de los cinco pilares del islam y se espera que todos los musulmanes lo lleven a cabo al menos una vez en la vida si están sanos y tienen los medios económicos para realizarlo. (Télam)