La Policía reprimió a jubilados en Puente Pueyrredón

La Policía Federal reprimió hoy a golpes, empujones y con un carro hidrante una protesta de jubilados y organizaciones sociales que cortaban el Puente Pueyrredón en reclamo de un aumento de emergencia para las jubilaciones.
Los efectivos policiales desalojaron en forma violenta la manifestación, organizada por el Movimiento Independiente de Jubilados y Pensionados y la Corriente Clasista y Combativa para exigir un incremento extraordinario del haber mínimo jubilatorio.
“No hacía falta llegar a esta represión”, dijo a la prensa Mariano Sánchez, del Movimiento Independiente de Jubilados y Pensionados.
El dirigente advirtió que a raíz del accionar policial varios de los jubilados que participaron de la protesta resultaron con golpes y heridas cortantes en el cuerpo.

La protesta de jubilados, pensionados y organizaciones sociales comenzó pasadas las 11, cuando los manifestantes subieron al Puente Pueyrredón y bloquearon el tránsito en sentido a la Capital Federal.
Minutos antes de las 12, tras negociar con los referentes de la agrupación para que liberaran uno de los carriles, la policía empezó a reprimir a los manifestantes.
“Voy a liberar el puente, se agotaron las negociaciones, no entienden razones, son caprichos”, se limitó a decir el jefe del operativo antes de ordenar el avance de los policías contra los manifestantes.
Los efectivos de la fuerza de seguridad arremetieron a golpes y empujando con sus escudos a los jubilados hasta desalojarlos del Puente Pueyrredón, mientras un carro hidrante les arrojaba agua teñida de azul.
Sánchez dijo que la protesta sobre el puente fue en demanda de un aumento extraordinario para los jubilados, tras el anuncio de las autoridades nacionales de un incremento del 14,16% en septiembre para el haber mínimo jubilatorio.
En declaraciones a la prensa, el dirigente consideró “una vergüenza nacional que un jubilado gane 4.900 pesos de mínima”.
“Si bien es necesario un salario mínimo de 12 mil pesos para no estar en la pobreza, el aumento de septiembre tendría que ser como mínimo del 30%”, agregó.
“La inflación en el último año fue del 47% y en el primer semestre es de 29.2% según el GCBA, el aumento de septiembre tendría que ser como mínimo del 30%. ¿Por qué (el presidente Mauricio) Macri y (el titular del Anses Emilio) Basavilbaso no prueban vivir durante 2 o 3 meses con 5.600 pesos?”, se preguntó el dirigente de los jubilados. (DyN)