La presidenta de Corea del Sur abandona el palacio presidencial tras ser destituida

La presidenta surcoreana, Park Geun-hye, abandonó este domingo el palacio presidencial, dos días después de haber sido destituida por el Tribunal Constitucional debido a un escándalo de corrupción.
Park abandonó el palacio presidencial hacia las 10 (hora local) y poco más tarde llegó a su domicilio privado en el sur de Seúl, donde ante centenares de partidarios reunidos para protestar contra la decisión de la Corte Park se disculpó, indicó la agencia de prensa surcoreana Yonhap.
“Quiero disculparme por haber fracasado en terminar mi mandato”, dijo Park. “Creo que un día se conocerá la verdad, aunque eso puede llevar tiempo”, agregó, según Yonhap.
La televisión había mostrado en directo una limusina de color negro saliendo de la Casa Azul, el palacio presidencial, escoltada por decenas de motos de la policía.
“La presidenta Park Geun-hye acaba de dejar la Casa Azul para ir a su residencia privada. Al irse no formuló ninguna declaración”, dijo un portavoz de la presidencia, Kim Dong-jo.
El gobierno, por otra parte, movilizó a 800 policías para evitar que se repitan los incidentes que el viernes concluyeron con la muerte de tres partidarios de Park.
Ese mismo viernes, el Constitucional confirmó la destitución de Park, votada por el Parlamento en diciembre pasado.
Los jueces estimaron que Park había violado la ley al permitir que su amiga y confidente Choi Soon-sil se involucrara en los asuntos del estado.
Park, primera presidenta democráticamente elegida en ser destituido, había permanecido desde el viernes enclaustrada en la Casa Azul, a la espera del fin de una obras en su residencia privada.
La confirmación de la destitución priva a Park de todos sus poderes y privilegios, salvo en materia de seguridad.
La pérdida de la inmunidad presidencial además la expone a un posible juicio.
Tras la destitución de Park, Corea del Sur debe organizar una elección presidencial en un plazo máximo de 60 días.

Elecciones.
Según los medios de prensa locales, las elecciones podrían celebrarse el 9 de mayo próximo.
En la mañana de este domingo, Moon Jae-In, el político que aparece mejor ubicado por el momento para suceder a Park, lanzó un llamado a la unidad de los surcoreanos para escribir una nueva página de la historia de Corea del sur.
Moon, exl íder del Partido Democrático, principal formación de oposición, encabeza las encuestas de opinión sobre la elección presidencial con un 36% de intenciones de voto.
“Si el poder de las velas nos ha llevado tan lejos, ahora debemos trabajar juntos para una victoria total”, declaró Moon en una conferencia de prensa, refiriéndose a las manifestaciones semanales de febrero, durante las cuales los participantes encendían velas para pedir la renuncia de Park.
“Corea del Sur va a entrar en una nueva historia a través de un cambio de régimen”, agregó Moon.
Tras el voto de destitución de los diputados en diciembre pasado, millones de surcoreanos manifestaron para exigir que Park abandonara el poder.
Park se disculpó en múltiples ocasiones, pero negó cualquier hecho de corrupción.
El escándalo tiene en vilo desde hace meses a Corea del Sur en momentos de fuerte tensión de Corea del Norte con la comunidad internacional debido a las pruebas de misiles militares norcoreanos. (AFP)

Compartir