La ruta está señalizada

Cruce ruta 35 y 14 lugar del accidente de esta madrugada

Transitar por la ruta nacional 35 en inmediaciones al Bajo Giuliani representa un peligro constante para los conductores que circulan por una arteria rodeada de agua. Aún así, se puede ver en el lugar cómo una empresa contratada por Vialidad Nacional colocó señales de tránsito preventivas desde comenzadas las inundaciones y el posterior trasvase de agua de la Laguna Don Tomás hacia los cuencos ubicados entre las rutas 35 y provincial 14.
En un recorrido por el sector donde ocurrió el siniestro vial en el cual fallecieron dos personas, se pudo constatar la fuerte presencia de señales de tránsito preventivas, letreros y tachuelas luminosas y la ubicación de tambores resplandecientes sobre la banquina este. También hay letreros que anuncian la actividad de máquinas e indicadores de velocidad.
Según estos últimos letreros, el conductor de la camioneta siniestrada debería haber llegado al cruce de las rutas 35 y 14 a 40 kilómetros por hora. Sin embargo el motivo del accidente se sabrá cuando el médico forense realice la autopsia correspondiente. Hasta que se devele el misterio, sólo se puede preguntar cuáles fueron las causales por las cuales Magallanes perdió el control de su camioneta y terminó sumergido (junto a seis personas más) en el cuenco sur del Bajo.
Lo cierto es que se especula que el conductor habría perdido el control del vehículo por cuestiones físicas o de salud, por haberse cruzado algún animal en su camino o por haber perdido de vista la ruta.