La UCR quiere que Macri proponga ante el G20 terminar con los paraísos fiscales

La cúpula del radicalismo se reunió hoy con la cancilller Susana Malcorra y el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, a quienes le entregaron un documento con una serie de propuestas para que el presidente Mauricio Macri presente ante el G20, que incluyen medidas para “acabar con los paraísos fiscales”. 
Malcorra y Prat Gay fueron recibidos en la sede del Comité Nacional de la calle Alsina por el titular del partido radical, José Corral, su antecesor en el cargo y uno de los principales arquitectos de Cambiemos, Ernesto Sanz, los jefes de los bloques parlamentarios Ángel Rozas (senadores) y Mario Negri (diputados) y la presidenta de la Convención Nacional de la UCR, Lilia Puig de Stubrin. 
Durante el encuentro, que duró 45 minutos, los radicales le entregaron a los funcionarios un documento con una serie de propuestas con miras a influir en la postura que presente el gobierno de Mauricio Macri en la reunión del G20 que se llevará a cabo el 4 y 5 de setiembre, en Hangzhou. Pero, en tono diplomático, Malcorra se encargó de aclarar que las “importantes” sugerencias del radicalismo recién podrán incluidas en la cumbre del grupo del 2018, que tendrá a Argentina, como sede.
Los radicales pretenden que la delegación argentina que encabezará el presidente Mauricio Macri plantee una serie de “medidas e instrumentos” para “amortiguar los efectos negativos de la prociclicidad (situación por la cual el movimiento de una o más variables responde al unísono al movimiento de otra) y volatilidad de los movimientos de los capitales financieros”. 
Entre esas medidas se destacan la “homogenización de la regulación de la actividad financiera y tributaria para acabar con los paraísos fiscales”. 
“Argentina está volviendo a ocupar un lugar en el mundo y es necesario que coordine con Brasil y México una agenda común en el G20 en temas como el cambio climático y la cuestión social pero también en el orden económico”, sostuvo Corral en diálogo con la prensa al término del encuentro. 
A su vez, planteó que esos países deben unificar posiciones para promover instrumentos internacionales que eviten la “volatilidad de los capitales financieros para evitar una crisis como la que sufrió la Argentina” y otros países a finales de la década pasada. 
El titular del Comité Nacional aseguró que Malcorra y Prat Gay “tomaron de muy buen agrado” la propuesta realizada por la UCR en el encuentro que sirvió además como un nuevo gesto del Gobierno hacia su principal socio en la alianza gobernante en menos de 30 días, cuando persisten las quejas de sectores de la UCR por la “poca injerencia” del partido en las decisiones del Ejecutivo.
A principios de este mes, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, visitaron la histórica casa radical para oficializar la constitución de Cambiemos en Santa Fe.
En el encuentro de esta tarde, el radicalismo también le planteó a los funcionarios su “preocupación” por los términos de intercambio comerciales entre Argentina y China fundamentalmente respecto a las importaciones desde el país asiático a nuestro país.
“Nos preocupa el déficit de la balanza comercial (Argentina respecto a China) y que las importaciones puedan producir un dumping laboral”, resaltó Corral. 
Malcorra por su parte calificó como “muy importante” la propuesta presentada por la UCR pero dejó en claro que recién podrán integrarse a la agenda de la reunión del G-20 prevista para el 2018. 
En ese sentido explicó que “en la reunión de este año del G20 tiene los temas cerrados”, que el temario se trabajó a lo largo del año en 68 reuniones y agregó que “cuando se llega a la reunión de los líderes ya está todo el temario cerrado”. 
Sin embargo, Corral insistió en que el G20 es un bloque de “carácter permanente” por lo que las propuestas de su partido podrían ser analizadas en el transcurso de las distintas cumbres y aseveró que pretenden que “la posición argentina lleve estos temas”.
El documento presentado por el radicalismo reafirma al G20 como “instancia estratégica de coordinación macro económica internacional para enfrentar los desafíos que plantea la globalización a la gobernabilidad”. 
También propone “la ampliación de una red de seguridad que sea capaz de financiar rápidamente y sin condicionales los efectos de los shocks externos que puedan afectar a los países emergentes”, así como también el gravamen de transacciones financieras entre países con una alícuota baja. (Télam)

Compartir