La Universidad Nacional de Córdoba homenajeó al santo cura Brochero

La Universidad Nacional de Córdoba (UNC) homenajeó esta noche al recientemente nombrado santo, el Cura gaucho José Gabriel del Rosario Brochero, quien estudió filosofía y teología entre 1858 y 1863 en esa casa de estudios, además de ser considerado un gran maestro para los ciudadanos.
El rector de la UNC, Hugo Juri, encabezó la ceremonia en la que se descubrió, en el Salón de Grados de la Manzana jesuítica, un cuadro alusivo a la obra de Brochero, el cual fue bendecido por el Arzobispo de Córdoba, Carlos Ñañez.
“Es un reconocimiento por su labor como ciudadano, seguramente hay miles y miles de estudiantes de la UNC que han salido con esos valores, que van más allá de los conocimientos que haya adquirido en la Universidad, sino valores como seres humanos y como ciudadanos”, manifestó Juri.
Remarcó que el “Cura Brochero es un ejemplo de lo que tienen que ser los graduados de la universidad, gente comprometida con su sociedad, sobre todo con los más necesitados, y no solamente desde la caridad, sino explicando y defendiendo sus derechos”.
Por eso “este es un homenaje al Cura Brochero ciudadano en la UNC y en su figura un homenaje también a todos los buenos ciudadanos que se formaron en esta casa”, remarcó el rector.
Además, Juri destacó que “él fue una figura destacada por su progresismo para la época, era una persona capaz de considerar con amplitud las necesidades de la gente, más allá de las necesidades espirituales”.
Al ser consultado sobre si hay en la actualidad personas con los valores de Brochero, el rector dijo: “Estoy seguro que hay muchísimos, y es lo que la universidad pública tiene que promover, no solo buenos profesionales, sino profesionales con valores de esta características, que hagan a buenos ciudadanos para nuestro país”.

Archivos.
El ingreso de aquel estudiante a la universidad está asentado en el Libro de Matrícula de Teología, Filosofía, Matemática, Latín y Derecho 1805-1888, folio 96, que puede consultarse en el archivo de la UNC.
En ese folio, del 13 de marzo de 1858, se deja constancia del ingreso del estudiante de Filosofía que cursó y rindió casi todas las materias con “plenamente aprobado” (como se calificaba entonces a los mejores exámenes), y que se graduó en 1861, con el título de “Maestro en Filosofía”, luego de rendir la última materia el 28 de octubre de ese año.
Al año siguiente, el 15 de marzo de 1862, el joven Brochero, quien vivía a una cuadra de la Universidad, en el Seminario Mayor que estaba detrás de la Catedral, se inscribió para estudiar Teología.
Así lo hizo hasta que, en medio del proceso de nacionalización de la Universidad de San Carlos, la carrera de Teología dejó de dictarse. Entonces Brochero continuó la formación en el seminario, aunque para acreditar sus conocimientos siguió concurriendo a la universidad para los exámenes, el 8 de noviembre de 1864 y el 16 de noviembre de 1865, tal como está asentado en los registros.
También figura en los archivos de la UNC el pedido formal del título de “Maestro en Filosofía” que Brochero, ya ordenado sacerdote, suscribió el 10 de noviembre de 1869, antes de partir hacia el Curato de San Alberto, Traslasierra. (Télam)

Compartir