La semana que viene habrá un careo entre el procurador Bongianino y el renunciante fiscal piquense Salinas