Lanús acertó en la última jugada, le ganó a Racing y se quedó con la Copa Bicentenario

Lanús, con el gol agónico de Brian Montenegro, se consagró campeón de la Copa Bicentenario con el triunfo ante Racing Club por 1 a 0 en el Cilindro de Avellaneda, más allá de no haber jugado bien, pero ejecutó a la perfección la última jugada que valió un título. El conjunto de Jorge Almirón, vigente campeón del fútbol argentino, logró así el pasaje a la Copa Sudamericana 2017.
El único gol del partido fue un contragolpe maestro, perfecto y de esos soñados que sirven, como en éste caso en particular, para ganar un título.
Cuando el empate se avecinaba, en el primer tiempo de descuento, el defensor José Luis Gómez generó la jugada que derivó en Miguel Almirón. El paraguayo, pegado al sector izquierdo, tomó la pelota, con rapidez y desbordó hasta centímetros de la línea final donde envió el centro que incluyó a José Sand como cortina en la habilitación en soledad de Montenegro quien solo empujó el balón a la red.
Esa fue la emoción máxima de un partido que no ofreció un buen nivel técnico ni de uno ni de otro más allá de la expectativa de las dos hinchadas en el Cilindro de Avellaneda en tiempos de sequía futbolera hasta que el campeonato comience. (Télam)