Larga sesión en Diputados para tratar el proyecto de ley antidespidos

La Cámara de Diputados se encaminaba esta noche a convertir en ley la Emergencia Ocupacional que establece la doble indemnización por despidos sin justa causa durante seis meses, luego de que el oficialismo confirmara que se abstendría en la votación del dictamen del kirchnerismo, lo que fue criticado por el líder del Frente Renovador, Sergio Massa.
El presidente del interbloque Cambiemos, el radical Mario Negri confirmó que los 87 diputados oficialistas se abstendrían a la hora de discutir el primero de los cinco dictámenes de la ley antidespidos: el que impulsa el kirchnerismo, que confirma sin cambios la media sanción del Senado.
Como para aprobar este proyecto basta la mayoría simple, la abstención del oficialismo permitiría que la iniciativa se convierta en ley, con los votos de los 79 diputados del bloque Frente para la Victoria-PJ, más los 17 del Bloque Justicialista, que lidera Diego Bossio, y otras bancadas opositoras.
Massa criticó esta postura anticipada por el oficialismo por considerar que Cambiemos firmó un dictamen de comisiones de minoría en el que rechaza la doble indemnización y pidió que sus diputados expliquen por qué se abstendrían.
El exintendente de Tigre pretendía que se aprobara el dictamen de su espacio, el interbloque federal Unidos por una Nueva Argentina (UNA, 37 diputados), que confirma la doble indemnización sancionada por el Senado pero añade un régimen de alivios fiscales para las pymes que contraten personal.
Hasta el martes a la tarde, el oficialismo tenía previsto rechazar ese dictamen del kirchnerismo y el bloque de Bossio, que de esa manera no iba a reunir los votos suficientes para ser convertido en ley, por lo cual pasaría a votarse el de Cambiemos, que fue el segundo más votado en las comisiones de Legislación Laboral y de Presupuesto y Hacienda.
Como se descontaba que el de Cambiemos tampoco reuniría los votos suficientes en el recinto, iba a pasar a votarse el dictamen de Massa, al que el oficialismo tenía previsto apoyar y, como tiene modificaciones respecto de la media sanción debería volver a ser girado al Senado, retrasaría el veto ya anticipado por el presidente Mauricio Macri.
Pero el martes a la tarde el oficialismo resolvió abstenerse en la votación del dictamen de mayoría, lo que anticipa que el proyecto antidespidos se convertirá en ley esta madrugada y el massismo perderá el protagonismo político que pretendía.
En el oficialismo entienden que es conveniente que el presidente Macri vete cuando antes la ley para no continuar horadando su imagen en la opinión pública, en un escenario de inflación, retracción económica y despidos y cesantías.
“Sería muy raro que el oficialismo se abstenga. El oficialismo firmó un dictamen en rechazo de la ley y no entiendo el cambio de posición. En todo caso será tarea y responsabilidad del oficialismo explicar por qué se abstiene y no trató hoy el desafuero del (exministro Julio) de Vido. No hay que hacer polítiquería berreta, sino resolverle un problema a la gente que se está quedando sin trabajo”, dijo Massa a periodistas, en el salón de los Pasos Perdidos del Congreso, durante la sesión.
Antes de esas declaraciones había protagonizado un tenso cruce con el presidente del interbloque Cambiemos, a quien le recriminó “haberse dado vuelta como una media”, luego de que el oficialismo confirmara su abstención.
“Lo que Massa quiere es que votemos en contra (del dictamen del kirchnerismo) y después votemos a favor del de ellos. Que se busquen otros”, explicó Negri a periodistas acreditados de la Cámara de Diputados.
Independientemente de este engorroso y discutido trámite parlamentario, Macri se expresó en reiteradas ocasiones en contra de una ley antidespidos, por considerarla una “traba” a la generación de empleo, y este mismo jueves, tras la votación, podría anunciar su veto en la Casa Rosada.
Según indicaron a NA fuentes de la Casa Rosada, en el seno del gobierno evalúan cómo comunicar el veto: podría ser durante un acto o una conferencia de prensa, ya que descartaron la posibilidad de una cadena nacional. (NA)