Las 13 cosas que no se deben hacer en las redes sociales

Tras varios años de existencia de Facebook, Twitter y otras redes sociales, es posible determinar algunas acciones poco convenientes, por lo que los expertos determinaron 13 ítems a tener en cuenta antes de presionar en la tecla “Publicar”.
1) Fecha completa de nacimiento
La fecha de cumpleaños publicada en el perfil puede proveer a los estafadores de un dato clave para robar la identidad del usuario y con algunos pocos datos más podría llegar a abrir cuentas en su nombre y hacerse pasar por él.
2) La ubicación actual
Dar la ubicación permite al resto del mundo saber cuándo esa persona no está en casa.
3) Dirección postal
Es otro dato de importancia para robar identidades. Además para el ladrón, es de mucha utilidad conocer una dirección postal o la ubicación exacta de un domicilio que podría ser objetivo de sus ilícitos, más aún si le permite conocer el grado de bienestar en el que el usuario vive.

4) Fotos de niños etiquetados con sus nombres
El usuario espera que sólo sus amigos y gente de confianza vea sus publicaciones, y las caras sonrientes de sus niños etiquetados con sus nombres. Pero no tiene la seguridad de que así sea. A veces puede verlo alguien más y de esa forma le sería más fácil ganar la confianza del niño en caso de encontrarlo en una plaza o a la salida de la escuela.

5) El número de teléfono
Los amigos y gente de confianza ya tienen el número de teléfono sin necesidad de que esté publicado. ¿Qué pasaría si el número cae en manos equivocadas?

6) Fotos con georeferencias automáticas
Hay que asegurarse de quitar la función automática de georeferencia del teléfono, eso también delata al instante cuando uno está lejos de su casa.

7) Momentos de la vida de sus hijos
Se desaconseja a los padres publicar en Internet las fotografías de sus hijos y anécdotas que más adelante puedan llegar a herir la sensibilidad cuando en la adolescencia o juventud se sientan avergonzados o incómodos. Esto pese a que entre el 70 y el 84% de los padres comparten datos sobre los pequeños y piden consejos en las redes sobre la alimentación, el cuidado, la disciplina o la educación.

8) Planes vacacionales y mensajes desde la playa
Es muy frecuente comentar en las redes sociales que uno está en tal o cual playa o disfrutando de sus vacaciones en la montaña, a michos kilómetros de su casa. También la cantidad de días que va a estar allí o al menos hasta cuando. La Policía suele recomendar, en cambio, evitar la tentación de compartir esta información, que puede estar disponible tanto para los amigos como para los delincuentes.

9) Quejas del trabajo
Es común descargarse del estrés laboral haciendo catarsis en la red social. No sólo puede afectar al usuario si el jefe tiene algún tipo de acceso a sus perfiles, sino también es posible que le afecte ante un posible trabajo, ya que los empleadores suelen mirar los perfiles de los aspirantes antes de contratarlos.

10) Insultos personales
Insultar a alguien en una red social puede terminar en demandas judiciales y multas administrativas.

11) Dibujos de Mahoma
Gran parte de los usuarios de las redes sociales perciben como un insulto cualquier imagen de Mahoma, así sean o no caricaticuras o incluso si no es intención del usuario la burla.

12) Mensajería personal
Si bien la línea legal es muy delgada, publicar en una red social una conversación privada de WhatsApp u otra mensajería podría generar demandas o multas, según cada país. Por otra parte, publicar una información que alguien confió en privado, es éticamente reprobable.

13) Respuestas a las preguntas secretas y contraseñas
Hay quienes publican contraseñas de las propias redes, de sus tarjetas de crédito, cajas fuertes o las envían a los amigos en los mensajes privados. Si llegase a ser ‘hackeada’ la cuenta, esos datos serían fácilmente robados por quienes quieran cometer algún tipo de delito.

Compartir