Las petroleras refinan menos gasoil en el país e importan más

Ante un escenario convulsionado para el mercado petrolero, las refinerías de las principales compañías redujeron la producción local de gasoil y aumentaron su importación a un precio 25% inferior, con lo que obtienen ganancias.
Ocurre que en vez de afrontar los costos locales de producción, las compañías importan gasoil terminado a un precio internacional más bajo con la referencia de u$s 45 el barril de petróleo y lo comercializan aquí al amparo de los u$s 60 promedio de “precio sostén” del barril criollo.
Sólo con esa estrategia, las petroleras ganan 25% más en dólares, una rentabilidad que a la que no se le acerca ninguna otra actividad en la Argentina recesiva, excepto la bicicleta financiera de las Lebac (25,75% anual en pesos).
Una petrolera líder compró productos al exterior entre enero y septiembre un 234% más que en el mismo período de 2015; y otra adquirió un 60% más en el exterior, según fuentes del mercado. En otro caso, un 30% más, mientras YPF, en la que hay control del Estado, redujo 15% sus importaciones.
Se configura así una transferencia directa de cientos de millones de pesos de los bolsillos de los consumidores a las grandes petroleras, que redujeron su actividad extractiva en la Patagonia y en sus refinerías.
Si bien no es una maniobra ilegal, impacta directamente en el mercado laboral dado que, se estima, por cada metro cúbico que ingresa se dejan de refinar tres de petróleo en Neuquén y Río Negro; y es un golpe duro a la balanza comercial del país. (NA)

Compartir