Level 42 llega a la Argentina

La presentación del grupo Level 42, fundado y liderado por el bajista y cantante Mark King, se desarrollará el lunes 5 de septiembre a las 21 en la remodelada sala de Marcelo T. de Alvear 1125 y el ciclo tendrá continuidad luego con un concierto de la volcánica pianista japonesa de jazz Hiromi Uehara (el sábado 1 de octubre) que llega al frente de su explosivo trío, uno de los grupos de vanguardia de la escena actual.
Por su parte, el histórico baterista de Sting y de Peter Gabriel, el percusionista y cantante francés Manu Katche, llega con proyecto propio para un show que se desarrollará el sábado 8 de octubre; mientras que el miércoles 19 las Jazz Nights serán cerradas por el bajista y compositor camerunés Richard Bona, que viene junto al grupo Mandekan Cubano, con el que grabó este año “Heritage” y con el que explora la alquimia de los ritmos africanos en la isla del Caribe a través de una formación que integra bajo, trompeta, trombón, piano y dos percusiones.
Para conocer la situación actual de Level 42, que en los 80 creó hits de alcance mundial como “Lessons in love”, “Running in the family”, e “It´s Over”, y que vendió más de 30 millones de placas a lo largo de sus dos períodos (1979-1994 y desde el 2001 hasta la actualidad), Télam dialogó con Mark King antes de su llegada al país.

Show.
Télam: ¿Podrías contarnos qué show de Level 42 veremos en Buenos Aires y qué tipo de versión del grupo, si una más pop, más jazzera, dance o electrónica?
Mark King: Todos esas posibilidades sonoras son parte del Level 42 y no renegamos de ninguna, sino que más bien intentamos ir encontrando una sonoridad propia y personal a través de esos diferentes planos; respecto del show, verán a la nueva formación de Level 42 haciendo muchos de los hits clásicos que todos conocen pero mezclándolos con nuevos arreglos y con el approach actual de la banda.
T: ¿Cómo se dio la incorporación de los nuevos integrantes y qué cambios trajo aparejada?
M.K: Creo que las incorporaciones ensancharon el sonido y se dieron en los vientos con Dan Carpenter en trompeta, Nichol Thompson en trombón y Sean Freeman en saxo, que se sumaron a los que ya estábamos, yo en bajo y voz; Mike Lindup en teclados y voz; Peter Ray Biggin en batería y Nathan King en guitarra. Fue muy interesante todo el proceso de volver a arreglar las canciones y encontrarles nuevas alternativas que pudieran integrar las texturas que se incorporaron con estos músicos.
T: La influencia de la música negra en Level 42 se prolonga hasta nuestros días. ¿Te gustan músicos como Kanye West, Jay-Z, The Weekend o quiénes?
M.K.: Recuerdo que la primera vez que escuché Fela Kuti me quedé muy impresionado. Estábamos en tour en Holanda en 1981. El groove polifónico sonaba tan fresco, pero a su vez me trajo a la mente a James Brown.
En estos días mis gustos musicales se han ampliado y escucho todo tipo de música, solo tiene que llegarme a nivel personal; como dijo el gran Miles Davis una vez: “Sólo hay dos tipos de música: buena y mala”.
T: ¿Qué sientes que cambió en la música desde los 80′ hasta ahora?
M.K.: La tecnología que existe es sorprendente. Poder producir música de principio a fin desde tu dormitorio o jardín es genial y por este mismo motivo no me sorprende que haya tantos nuevos artistas emergiendo. Dicho esto, todavía necesitas la inspiración para componer una gran melodía; eso siempre va a ser así.

“Hacer felices a las personas”.
T: ¿Les gusta girar en el marco de festivales de jazz o prefieren el circuito por el que rotan las bandas exitosas de los 80?
M.K.: La música es un lenguaje universal, en ese sentido no me preocupa si hacemos jazz o pop ni tampoco si tocamos en uno u otro sitio, a lo único que aspiramos es a hacer felices a las personas que vienen a vernos.
T: ¿Cómo te tomó la muerte de Prince?
M.K.: Fue muy duro, cuando me enteré que había fallecido quedé shockeado como todo el mundo. Tenía un talento gigante y deja detrás un legado hermoso, creo que tenemos que estar agradecidos de haber estado en la Tierra cuando él hacía esa música maravillosa.
T: ¿Seguís tocando slapping? ¿Qué bajos estás usando?
M.K.: ¡Sí, claro! El slap es un estilo que amo tocar, y tengo mucha suerte en estar en una banda que me deja hacerlo. Uso Status Graphite ‘Kingbass’es a través de TC Electronics amplificadores y pedales con Rotosound 30-50-70-90 double ball end strings.

Compartir