Liberan a la joven argentina que estaba detenida en Turquía junto a su novia

La joven María Jimena Rico, nacida en Argentina y nacionalizada española, y su novia Shaza Ismail fueron deportadas a España y llegaron a Barcelona en la mañana de este sábado a salvo luego de estar alojadas en un centro de detención en Turquía, adonde habían llegado huyendo de la familia de la joven egipcia que las había denunciado en Dubai por ser lesbianas, informaron las autoridades españolas.
“Agradezco a los que se preocuparon, a las autoridades del gobierno argentino, a la embajada y a los medios de comunicación”, expresó en Cn24 Jimena Rico, sin querer referirse al episodio de su detención en Turquía.
“La ayudaron los amigos para que se escapara, la estoy esperando, todavía no la vi”, dijo la madre de Jimena en medios audiovisuales, quien también agradeció a la prensa argentina, española y a la de Inglaterra por la difusión que tuvo el caso.
“No pararon de hablar de mi hija y con las fotos enseguida aparecieron, estoy muy agradecida con la prensa”, dijo.
Ambas fueron localizadas por la Guardia Civil española y deportadas desde Estambul a España.
El caso de la joven Rico tomó estado público en ambos países luego de que su familia denunciara que la habían perdido la pista en Turquía.
“Hablé hace minutos con la hermana de Jimena y me dijo que ella la llamó y le dijo que estaba en un centro de detención turco”, confirmó a Télam Martín Lafforgue, cónsul general adjunto de Argentina en Estambul, quien explicó que interviene en el caso el consulado español debido a que la joven entró con pasaporte europeo.
Por su parte, el embajador español en Turquía, Rafael Mendívil Peydro, explicó a la agencia EFE que tanto Jimena como su novia egipcia, fueron detenidas en la ciudad de Samsun y luego trasladadas a Estambul.

Intensa búsqueda.
Jimena, de 28 años, era buscada desde el lunes por su familia, que reside en España, cuando se había comunicado por última vez para informar que había huido junto a su pareja, Shaza Ismail, de Dubai, tras haber sido denunciada allí por homosexualidad por la familia de su novia.
Jimena y Shaza residen en Londres, desde donde partieron tras recibir un llamado de parientes de la joven egipcia pidiéndole que viajaran a Dubai porque su madre estaba muy enferma.
Sin embargo, la hermana de Jimena denunció a los medios de comunicación españoles que se trató de un plan orquestado por el padre de Shaza para retenerla en Dubai, donde reside su familia.
Al enterarse las dos jóvenes que los familiares las habían denunciado por homosexualidad, consiguieron huir en avión hasta Georgia, donde permanecieron tres días en casa de unos amigos, consignó la agencia EFE.
Pero cuando estaban en el aeropuerto para intentar regresar a Londres, donde Rico trabaja actualmente, apareció el padre de su novia, que intentó llevarla por la fuerza y rompió su pasaporte, además de amenazar a ambas de muerte, según la familia de la joven hispano-argentina.
Por esos hechos fueron demorados por unas horas en Georgia tanto el hombre como las dos mujeres. Tras recuperar su libertad, Rico e Ismail llegaron a la frontera con Turquía, donde después de varios intentos para ingresar, lograron tomar un autobús hasta Samsun, desde donde pretendían llegar a Estambul.
Sin embargo, fueron retenidas en esa localidad, dijo el embajador español en Turquía, Rafael Mendívil.
Al perder contacto con Jimena, la familia de la joven desató una intensa búsqueda en las redes y medios de comunicación que trascendieron las fronteras de España.
Ayer, el Ministerio de Exteriores español confirmó que las jóvenes estaban recibiendo “asistencia consular” en Estambul, y que la argentina estaba detenida a la espera de ser deportada a España.