Liberan en México a ecologista que estaba preso desde noviembre

Organizaciones mexicanas e internacionales celebraron este lunes la liberación del defensor indígena ambientalista Ildefonso Zamora, a quien la organización Amnistía Internacional había catalogado como preso de conciencia.
En conferencia de prensa, Daniela Aguirre, abogada del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh), quien acompañó la defensa de Zamora, dijo que al militante ambientalista se le acusó de delitos que los propios jueves calificaron de “inverosímiles”.
El 20 de noviembre de 2015, policías del Estado de México (centro) detuvieron a Zamora de manera violenta y sin contar con orden de aprehensión, según denunció él mismo en la conferencia de prensa.
El 12 de agosto pasado un juez determinó que no había pruebas en su contra, por lo que fue liberado el domingo en la noche.
“Seguiré viviendo con temor porque no me explico por qué sigo perseguido, por qué tanta criminalización contra mi familia, conmigo”, dijo este lunes Zamora en su primer contacto con la prensa a menos de 24 horas de haber sido excarcelado.
La familia Zamora ha sido víctima de diferentes ataques por su activismo en contra de la tala ilegal de los bosques donde habita su comunidad. En mayo de 2007, Aldo Zamora, hijo de Idelfonso, fue asesinado.

Mención honorífica.
Un mes después el gobierno federal le otorgó a Ildefonso y a los comuneros de San Juan Atzingo, estado de México (centro) la mención honorífica del Premio al Mérito Ecológico por proteger, restaurar y aprovechar sustentablemente sus bosques.
Los bosques de San Juan Atzingo (10.800 hectáreas) forman parte del Gran Bosque de Agua. De acuerdo con una investigación de Greenpeace, entre 1998 y 2006 grupos de taladores deforestaron al menos 250 hectáreas y degradaron muchas más dentro de esta área natural protegida.
“Sólo somos un ejemplo de tantos que hay en México y no sólo en México sino en el mundo” dijo este lunes Misael Zamora, quien sobrevivió al atentado en el que falleció su hermano Aldo.
En el proceso actual Ildefonso fue acompañado jurídicamente por las ONG Amnistía Internacional, Greenpeace, el Prodh y su caso recibió seguimiento de parte de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (AFP)