Libertadores: Boca perdió ante Independiente del Valle

Boca Juniors dejó su invicto en esta Copa Libertadores al caer anoche por 2 a 1 ante Independiente del Valle, en Ecuador, por la ida de las semifinales de este certamen que lo tiene como único representante argentino en la competencia.
Pero a pesar de lo exiguo de la diferencia, el ‘xeneize’ la pasó mal en Quito, y no solamente por los efectos de la altura.
Por empezar, Boca sufrió por derecha con Bryan Cabezas, a quien no lograba controlar Leonardo Jara.
Pero cuando no se esperaba siquiera que los visitantes arrimaran peligro a la valla defendida por Daniel Azcona, una triangulación entre Carlos Tevez, Nicolás Lodeiro y Pablo Pérez terminó con gol del ex Newell’s y Unión a los 12 minutos.
Los locales mostraban endeblez defensiva, pero atacando complicaban a un Boca al que le empezaron a pesar las piernas promediando el primer tiempo.
Por eso, cuando Tevez perdía la pelota, Fernando Zuqui no la encontraba y Andrés Cubas la veía pasar por los costados, el balón era propiedad de los locales.
Pero además Darío Benedetto tampoco pesaba arriba y entonces Boca empezaba a apostar a la resistencia, algo para lo que surgían como abanderados los centrales Daniel Díaz y Juan Insaurralde.
Un parate de tres minutos porque un par de torres lumínicas se apagaron, le dieron un respiro a los ‘xeneizes’, y aunque no volvieron a encenderse en su totalidad, al menos alcanzaron para terminar la primera etapa.
Y quizás esa falta de luminosidad fue lo que le impidió al árbitro asistente Alexander Guzmán observar como en el cierre de esos 45 minutos iniciales el arquero Azcona tomó dentro de su arco el balón tras un envío bombeado del propio Pérez.
Las características del juego no variaron con la llegada del segundo tiempo, ya que Boca siguió sin encontrar la pelota, cuando la tuvo para la contra la administró mal, sobre todo cada vez que pasó por los pies de Tevez, y Jara siguió padeciendo a Cabezas.
Y a tal punto lo padeció el ex Estudiantes de La Plata al moreno delantero que en un centro cruzado de derecha a izquierda sobre el cuarto de hora se resbaló y le permitió concretar la paridad con un derechazo cruzado.
A partir de entonces se acrecentó el dominio de los anfitriones, que comenzaron a perforar la última línea boquense ya por ambos costados, porque a lo que producía Cabezas contra Jara se sumaron las subidas del ex Independiente de Avellaneda Christian Núñez por el otro lado, aprovechando lo afectado que se sentía el colombiano Frank Fabra por la altura.
Tan así fue la cuestión que sobre la media hora Fabra se “durmió” en un rechazo, perdió el balón y de esa acción derivó en un golazo de José Angulo, que giró con un control orientado entre el ‘Cata’ Díaz e Insaurralde y definió con un derechazo cruzado.
Era justa la victoria por el dominio constante de los dueños de casa y por lo mal que defendió Boca durante todo el encuentro, pero aún así tuvo chances de igualar.
Y si esas posibilidades, que fueron cuatro en la segunda mitad, dos en los pies de Tevez y las restantes en los de los uruguayos Nicolás Lodeiro y Rodrigo Bentancur, existieron realmente, fue sencillamente porque los ecuatorianos defendían tan mal como los ‘xeneizes’, aunque atacaban mejor.
Por esto fue que Boca dejó su invicto en los 2.850 metros de altura de Quito (llevaba cinco triunfos y la misma cantidad de empates) y los ecuatorianos sumaron su sexta victoria en la misma cantidad de presentaciones como local, la última justamente ante River Plate por 2 a 0 (lo eliminó al perder 1 a 0 en el Monumental).
Sin embargo, a pesar de sus males la llave quedó abierta para los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto, que anoche fueron acompañados por 2.000 hinchas en el Atahualpa, de Quito, pero el próximo jueves tendrán unos 40.000 más alentándolos en la Bombonera, con la ventaja de al menos haber convertido un gol como visitantes. Y contarán además con el retorno de su ‘joyita’, el anoche suspendido delantero Cristian Pavón. (Télam)

Compartir