“Estuvieron siempre con nosotros”

El intendente de Falucho, Oscar Canonero, fue otro de los funcionarios de localidades afectadas por las inundaciones que valoró la velocidad y presencia de la respuesta que el Gobierno provincial exhibió en el duro momento que atravesó el norte provincial producto de las precipitaciones de las últimas semanas.
“Fue muy parecida a la inundación del ‘98”, recordó el intendente, en referencia a la situación que ahora está controlada debido a que los canales y desagües que se hicieron respondieron y permitieron que la masa de agua que amenazaba al pueblo proveniente de Alta Italia escurriera.
Destacó la asistencia que hubo de dependencias como Asuntos Municipales, Recursos Hídricos, Vialidad provincial y los ministerios de Salud, Desarrollo Social y Seguridad observando de primera mano la situación. “Tenemos que agradecer que estuvieron siempre con nosotros. Y en toda la zona. A cualquier hora llamábamos o nos llamaban ellos para ver cómo estaba todo”, indicó.
“También vinieron muchos diputados, por la misma razón. Otras veces vienen cuando están cerca, pero ahora cuatro o cinco se preocuparon”, reveló. Eso le permite sentir que “si precisamos algo estamos acompañados. En la misma situación, otras veces, llamás y desde Santa Rosa te pueden decir algo, pero si lo están viendo es distinto”.
La inundación también sirvió para dejar de relevancia el apoyo no sólo del Gobierno, que aportó una bomba para evacuar y también trasladó tubos para alcantarillas en siete horas, sino también de la firma que está trabajando en la ruta que une Falucho con Ojeda.
“Nos prestaron la retro, los camiones, la pala. Como estaba lloviendo el chofer de la retro estaba en Santa Rosa, y lo trajeron hasta acá y el ingeniero lo fue a buscar. A las 2 de la mañana los muchachos estaban trabajando a la par de la gente de Falucho, todo muy bien”, remarcó.
En la actualidad, el problema (sobre el que también se está accionando) es la altura a la que quedaron las napas freáticas aunque la situación se está controlando, al igual que los reclamos de los productores de la zona que vieron sus campos afectados por la llegada del agua y que fueron canalizados a través del Ministerio de la Producción.
Canonero aseveró que “siempre tenemos ambiciones” a la hora de hablar de su gestión, la cuarta consecutiva, al frente la localidad que tiene 300 habitantes. “No escapamos a la situación del país, pero estamos bien”, confió.
Sobre este punto, destacó el hecho de que la Municipalidad traslada diariamente a un contingente de alumnos para que completen la secundaria en Realicó y la posibilidad que se abrió para los microemprendedores –una fábrica de premoldeados y una planta de chacinados que está por instalarse- con la línea de créditos que el Ministerio de Desarrollo Territorial lanzó en apoyo al sector y al empleo privado. “Lo veo perfecto”, dijo en referencia a la Ley de Promoción de las Actividades Económicas.

Compartir