“Lo quiero muchísimo al Papa”, aseguró Barrientos, y dijo que no irá al Vaticano

Margarita Barrientos, trabajadora social a cargo del comedor comunitario Los Piletones, reiteró que la razón por la cual rechazó la invitación de la fundación para visitar a Francisco al Vaticano es porque tiene “demasiado trabajo que hacer en los comedores”.
Me invitaron para del 27 al 28 de mayo, pero tengo un montón de trabajo entre la inauguración de un refugio de mujeres, un comedor en un lugar carenciado de Cañuelas, un viaje a Santiago del Estero y mi labor diaria para conseguir alimentos para la gente de Los Piletones”, explicó Barrientos en dialogo con Radio Télam.
La fundación Scholas Occurrentes, que apadrina el papa Francisco, había comunicado a Barrientos una invitación al Vaticano para participar de su congreso anual, cuyo cierre estará a cargo del Sumo Pontífice.
“Tenemos familias completas y gente que viene hasta acá a buscar los alimentos que no puedo detenerme. Yo fui a verlo al Papa y no pudo ser, pero ya está”, indicó.

La visita que no fue.
La visita a la que hace referencia Barrientos ocurrió en 2013, fecha en la que no fue recibida por el Sumo Pontífice, quien no se habría enterado que ella había estado en el Vaticano, según confió el Sumo Pontífice a algunos religiosos.
“Francisco tiene demasiado trabajo, por lo tanto es lógico que no se haya enterado que yo estaba ahí; lo quiero muchísimo al Papa, incluso tengo una foto suya pegada desde el primer día en mi comedor”, comentó.
El radio de acción de los comedores de Margarita Barrientos incluye la Villa 3, Los Piletones, Carrillo y Calacita, donde se alimenta alrededor de 2200 personas diarias.
Al respecto, la trabajadora social manifestó que “los aportes son del Gobierno de la Ciudad que entrega 560 raciones y 2 subsidios anuales, además de toda la colaboración de las instituciones barriales”. (Télam)