“Lo veo muy activo a este gobierno”

El gobernador Carlos Verna le dio impulso a una serie de necesidades que le presentó el intendente de Lonquimay, Luis Rogers, en una reunión que ambos mantuvieron en las últimas horas. Puntualmente, el mandatario provincial impartió instrucciones a la Administración Provincial del Agua para que se analice la situación y comience a proyectar la obra para dotar de un desagüe al pueblo- proyecto autorizado desde 1983- y hará llegar una motoniveladora nueva debido a que las que actualmente tiene la Municipalidad son viejas e implican erogaciones constantes en reparaciones.
La reunión también sirvió para que el funcionario municipal traslade su pedido de la construcción de viviendas sociales, aunque eso está supeditado a que Nación aporte los fondos que adeuda a la provincia.“Lo veo muy activo al gobierno en esta gestión, pero si Nación no manda los fondos que le debe a La Pampa va a ser difícil. Lo mismo ocurre con el río Atuel, si el gobierno nacional no se pone las pilas para que vuelva a correr por La Pampa, nuestra provincia va a sufrir las consecuencias de una zona depredada, erosionada, como es la que hay en el oeste”, afirmó Rogers, quien también entendió como “una falta de cortesía, educación y respeto” el faltazo del gobernador mendocino a la reunión convocada para hablar del tema en la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación.

Créditos.
El jefe comunal resaltó la política que viene desarrollando el Ministerio de Desarrollo Territorial con el aporte de créditos para microemprendimientos y microemprendedores privados en la provincia. “Los créditos son buenos, hay que saber aprovecharlos. En Lonquimay tenemos una serie de pedidos que serán consensuados entre el Ministerio y el Municipio”, puntualizó.