Los argentinos renuevan el teléfono celular, en promedio, cada 18 meses

Los consumidores argentinos cambian su teléfono en promedio cada 18 meses, más de la mitad lo hace para acceder a una mejor tecnología, y la previsión es que, hacia 2020, 78% del parque de dispositivos en uso sean smartphones.
“El período promedio de recambio del teléfono sigue siendo aproximadamente de 18 meses”, indicó a Télam el analista de mercado Enrique Carrier, quien aclaró que la renovación, “en materia de smartphones, es un poco más rápida”.
Las diferentes estrategias de financiación y los esfuerzos para bajar los precios de los smartphones impulsados desde el gobierno nacional generaron en el mercado local una expansión del uso de estos dispositivos.
Por ello desde las marcas debieron reinterpretar el concepto de “teléfono de gama media” que hoy por “los avances tecnológicos, ofrecen a un menor costo prestaciones y características técnicas avanzadas y enfrentan con éxito y sin temor a los hasta ahora imbatibles smartphones premium”, aseguró el gerente general de Lenovo MBG Argentina, Germán Greco.
La gama media de apenas hace cinco años atrás respondía a los equipos “socialphone” es decir aquellos que permitían al usuario conectar a las redes sociales pero a los que el usuario no podía descargarle aplicaciones,
Ahora la previsión de la entidad que agrupa a las empresas de telefonía móvil de la región, GSMA, indica que, hacia 2020, 78% de los usuarios de comunicaciones móviles estarán conectados con smartphones, en el mercado argentino.
Para Greco “los smartphones de gama media se vuelven cada vez más importantes, y son el motivo por el que los consumidores tendrán acceso a la innovación en la tecnología” y al mismo tiempo son los que “impulsan cambios en la industria ” de modo que “las gamas, hasta hace un tiempo tan claras, empiecen a tener límites cada vez más difusos”.

“Una cuestión tecnológica”.
Un informe de CIO Research realizado en el mercado nacional reveló que 63% de los usuarios de smartphones cambia el equipo por una cuestión tecnológica, 41% por el bajo rendimiento de la batería, 39% por la lentitud del equipo, y 33% por fallas de las aplicaciones y el sistema operativo.
“El consumidor argentino es muy exigente y se lo hace saber a las marcas”, consideró Greco.
Otros resultados de esta investigación son que el 56% de los equipos adquiridos en el último año fueron comprados en las oficinas de las propias operadoras de telefonía móvil, el 63% lo hizo en forma personal, pese a que la decisión de qué equipo comprar se basa en un 47% de los casos en una investigación previa por internet.
Las compras por internet son aún bajas pero ya pasaron a los dos dígitos (11%), mientras que la opción de adquirir un equipo por fuera de las propuestas de las operadoras (cadenas de retail y tiendas de las marcas) ya tiene un pese relevante en el negocio de los smartphones.
La mayor coincidencia entre los encuestados sean compradores en línea o de los que prefieren ver y tocar el equipo antes de pagarlo, es que en la decisión final “influye mucho” el medio de pago (71% de respuestas positivas). Por ello el plan de pagos en 12 cuotas sin interés, generó más de 600.000 ventas en lo que va del año. (Télam)

Compartir