Los docentes y el gobierno buscan llegar a un acuerdo

La reunión de la mesa técnica salarial entre los representantes de los gremios docentes bonaerenses y el gobierno de María Eugenia Vidal para intentar alcanzar un acuerdo paritario comenzó esta mañana en el Ministerio de Economía provincial, en la ciudad de La Plata, tras un cuarto intermedio de dos semanas.
Participan del encuentro desde poco después de las 9.30 representantes de los ministerios de Economía, Trabajo y Educación junto a dirigentes gremiales de Suteba, FEB, Sadop, AMET, UDA y Udocba.
Antes de la reunión, la secretaria gremial de Suteba, María Laura Torre, afirmó que “no se sostiene más que el gobierno bonaerense no resuelva la situación salarial” y añadió que “desde el 6 de febrero hay una imposición del porcentaje que va del 18 al 20 por ciento” de aumento por parte del Ejecutivo provincial.
“La situación se debe resolver en el ámbito en que se debe resolver. El cuarto intermedio fue muy largo”, evaluó y recordó que “hay un fallo de la Justicia que ordena al gobierno bonaerense que devuelva los días descontados de manera ilegal e ilegítimamente, que no descuente más los días de paro y que pague la última propuesta salarial” en tanto se desarrollen durante 30 días las negociaciones sin huelgas por parte de los sindicatos.
Antes de ingresar a la reunión, Torre sostuvo que “si la provincia no mejora la propuesta, las asambleas para tomar nuevas medidas de fuerza ya están citadas”, y remarcó que “todo el frente gremial tomará la decisión”.
La dirigente gremial afirmó que “la situación es difícil” y recordó las declaraciones televisivas de la gobernadora María Eugenia Vidal en las que sostuvo que “los docentes debían ganar 40.000 pesos”.
“Yo no llegó ahí”, señaló Torre respecto de esa cifra y precisó que el reclamo hoy se basa en que “los docentes no estén por debajo de la línea de la pobreza”.

La propuesta.
El 17 de abril pasado, los gremios docentes rechazaron una oferta oficial de un acuerdo salarial hasta el año 2019 que consistía en un aumento del 20 por ciento como piso, con una cláusula gatillo que garantizaba su eventual reformulación a la luz de la inflación oficial de este año, y su concreción sería en tres cuotas.
La propuesta formulada por la administración de Vidal incluía el pago de un adicional por presentismo anual de 5.300 pesos en el ingreso promedio, además de una compensación por el 2016, consistente en el pago de una suma fija de 750 pesos por cargo.
La oferta incorporaba también un cronograma para el año próximo y el subsiguente: para el 2018, sugería establecer un aumento salarial equivalente al porcentaje de inflación más un 10 por ciento, a lo que se sumaba un adicional anual por presentismo de 20.000 pesos sujeto a la baja en los índices de ausentismo; en tanto, para el 2019, establecía como pauta del incremento salarial la inflación más un 10 por ciento, más un adicional anual por presentismo, también sujeta a la baja en ese índice.