“Los incendios comenzaron en noviembre”, dijo Barrionuevo

El intendente de La Adela, Juan Barrionuevo, afirmó que los primeros focos de incendio en el Departamento Caleu Caleu “comenzaron a principio de noviembre” y que esto “se veía venir” porque si bien hace dos años se morían animales por la sequía” después “vino un año llovedor que generó mucho pasto natural y se pudo recuperar en un 50 o 60 por ciento el rodeo de hacienda perdido por la sequía”.
Destacó el apoyo del Gobierno Provincial desde el primer momento a través de Defensa Civil y aseguró que “desde Nación no hubo un contacto directo hasta la llegada de Gendarmería para colaborar con el trabajo en la ruta con la Policía de La Pampa” y aseveró que “el primer avión hidrante llegó el día 1 de enero y cuando la situación era crítica, el 2 de enero, llegaron brigadistas de San Luis y Córdoba” y en tal sentido destacó que “la municipalidad con el apoyo de la provincia se tienen que hacer cargo de los gastos de combustible y atención de la gente que trabaja”.
Respecto a la magnitud de los daños señaló que en los alrededores del casco urbano se quemaron unas 20 mil ha y que “por suerte no alcanzó lugares clave como la estación de servicio o la Planta de TGS (Transportadora gas del Sur)” y que en total “en todo el departamento de Caleu Caleu el fuego afectó entre 250 y 300 hectáreas ”.
Finalmente, Barrionuevo no arriesgó una estimación de las pérdidas, pero reconoció que son cuantiosas, a la vez que destacó el apoyo recibido de la provincia a través de distintas dependencias como la Secretaría de Asuntos Municipales, Ministerio de la Producción, “para asistir a los productores que fundamentalmente necesitan pasto o trasladar la hacienda”.