Los intendentes que critican, “están con el gobierno provincial”

LUEGO DEL CUESTIONAMIENTO DE SONCINI Y BOGINO, ALTOLAGUIRRE ECHO MAS LEÑA AL FUEGO

“Los Altolaguirre son los que hicieron mierda todo, así de clarito”, dijo Emilio Soncini, intendente de Villa Mirasol, tras el resultado de las elecciones legislativas nacionales en La Pampa. “El gran perdedor de ayer es el radicalismo”, añadió el lunes el jefe comunal de Embajador Martini, Ariel Bogino. La respuesta de los hermanos Altolaguirre, Leandro, el titular del municipio santarroseño, e Hipólito, presidente del Comité Provincia, fue dispar.
El primero no dudó en echar más leña al fuego. “Ellos están alineados con el gobierno provincial”, dijo respecto de ambos. Al radical santarroseño no le importó que solo Soncini fuera el que le apuntó directamente a “los Altolaguirre” y en declaraciones a Radio Noticias 99.5 les pegó a los dos y prácticamente los tachó de vernistas.
“Pueden decir lo que quieran -comenzó Altolaguirre, claramente molesto-. En las internas, ellos estaban contra Cambiemos. El partido, no los Altolaguirre, decidió que la conducción con los afiliados se integrara en la conformación de Cambiemos y hemos tenido un resultado electoral espectacular, donde pasamos de estar con 60 mil votos en la Provincia a casi 100 mil en menos de dos años”.
El intendente santarroseño afirmó que la UCR no perdió porque Cambiemos pasó a ser la primera fuerza nacional y la opción de gobierno al peronismo en La Pampa para el 2019. Sobre las críticas de los propios radicales por la supuesta pérdida de identidad, el jefe comunal capitalino fue contundente: “Hay radicales que preferían sacar el 5 por ciento. Juan Carlos Passo, ex afiliado radical, se presentó a la elección como la única opción del radicalismo. Ahí tenés la respuesta. La ciudadanía apostó a un cambio y a Cambiemos nos ha dado prácticamente 100 mil votos en estas elecciones”.
-¿Comienza un debate en el radicalismo?
-Ya dimos el debate hace dos años y se decidió conformar e integrar Cambiemos.
-Hay intendentes, que son de la UCR, que están diciendo otra cosa.
-Están diciendo otra cosa porque ellos estaban del otro lado. Ellos estaban en contra. Ellos están alineados con el gobierno provincial.
Tanto Bogino como Soncini celebraron en sus localidades el triunfo de Cambiemos, algo que no pudo hacer Altolaguirre, quien anticipó que la elección sería un plebiscito para su gestión. A pesar del triunfo justicialista en la capital pampeana, el jefe comunal hizo un análisis optimista: “Tener 29 mil votos en la ciudad de Santa Rosa, en la situación que tomamos la ciudad, es realmente un respaldo a la decisión de conformar Cambiemos”.

Paños fríos.
Hipólito Altolaguirre, el otro aludido por Soncini, fue más conciliador con el intendente de Villa Mirasol y el de Embajador Martini. “Emilio Soncini es un excelente intendente, igual que Ariel Bogino. Son excelentes correligionarios. Lo podrán haber dicho en un momento de calentura. No comparto lo que están diciendo porque la decisión de ir a este frente la tomaron los convencionales”, afirmó.
“Estoy totalmente convencido de lo que hemos hecho porque desde 1983 a la fecha el PJ logró desunir a la oposición y por eso no tenemos ninguna alternativa. Los radicales queremos un cambio, queremos que las obras se finalicen. Creo que ha llegado el momento de que se produzca el cambio luego de 32 años de gobierno de los mismos y la realidad es que hay un empate técnico en el resultado de las elecciones”, añadió.
El titular de la UCR pampeana calificó de excelente la elección del PJ pero usó el mismo adjetivo para la de Cambiemos. “Estamos esperando el escrutinio definitivo de la elección. Sabemos que se ha achicado muchísimo lo que figura en el escrutinio provisorio. Hasta que no esté el escrutinio definitivo como corresponde, no lo vamos a reconocer porque es un cabeza a cabeza, la diferencia es muy escueta. Cuando la Justicia diga que el ganador es el PJ se lo reconocerá y se lo felicitará. Y si dice otra cosa, tendremos para festejar nosotros”, dijo.
El hermano del intendente consideró que no había una merma del radicalismo respecto al PRO y puso como ejemplo los triunfos que lograron los intendentes radicales en sus pueblos y la tarea de fiscalización que la militancia radical realizó en todo el territorio provincial. Además, recordó que en las PASO los votos de los dos precandidatos radicales cosecharon el 60 por ciento del total de los apoyos a Cambiemos.

“Decisión de convencionales”
El concejal Miguel Bravo (UCR) salió a defender a “a los hermanos Altolaguirre” ante expresiones de intendentes radicales que los responsabilizan por la derrota y “por la alianza con el PRO”.
El edil recordó que “quien trabajó con gran esmero para que el radicalismo haga una alianza con el PRO fue Francisco Torroba”. Agregó que los intendentes (Emilio Soncini de Villa Mirasol y Ariel Bogino de Embajador Martini) hacen responsable a Poli Altolaguirre (presidente de la UCR) y a Leandro Altolaguirre (intendente capitalino), pero “tampoco se acuerdan algunos correligionarios que la decisión de seguir con la alianza fue de los convencionales radicales”.
Sostuvo que “el radicalismo es un partido orgánico. Nadie a dedo decide las cosas. Las decisiones se toman siempre democráticamente y estos amigos de mi partido debieran saberlo a estas alturas. El hecho de no estar de acuerdo es parte de la vida democrática, y es normal que algunos correligionarios nos resulten más simpáticos que otros, pero eso no nos da derecho a faltar a la verdad y a tratar de presentar un centenario partido como a un conjunto de amigos que deciden de acuerdo a su conveniencia”.
Le pidió a los jefes comunales “y a todos los que salen a cargar culpas a otros, que el disenso se dirime dentro del comité y no vociferando mentiras en los diarios”.