Los más jóvenes creen que el trabajo que realizan es de menor calidad y sienten no ser productivos

La generación “Millenials”, de entre 18 y 24 años, es la más insatisfecha con sus empleos, mientras la de los denominados “Baby Boomers”, de entre 50 y 65, es la que se siente más feliz con su trabajo, según un estudio divulgado hoy por la Universidad Siglo 21.
Con el objetivo de analizar motivaciones laborales de los trabajadores argentinos, esa casa de estudios desarrolló una investigación centrada en distintas generaciones: Millennials, X (entre 35 y 49 años) y Baby Boomers, en la que participaron 1.000 trabajadores de ambos sexos, de diferentes ciudades del país (Comodoro Rivadavia, Córdoba, Buenos Aires, Corrientes, Mendoza, Rosario y Tucumán).
“Este estudio arroja datos que invitan a las empresas a plantear el desafío de ajustar el diseño de los puestos de trabajo atendiendo a las características motivacionales de las diferentes generaciones de trabajadores argentinos”, dijo Carlos Spontón, a cargo de la investigación de la Universidad Siglo 21.
La investigación arrojó que la generación Baby Boomer es la que se siente más feliz con su trabajo actual, ya que así lo reflejan el 60% de los encuestados.
Por su parte, las generaciones más jóvenes manifestaron niveles más bajos, la generación X un 52% y los Millennials un 47%.
Los Baby Boomers son quienes experimentan más emociones positivas respecto de su trabajo. Por un lado, mayores niveles de entusiasmo siempre o casi siempre en un 63%, frente a un 49% de la generación X y un 43% de los Millennials. En la misma línea, mayor interés por las tareas que realizan en un 70%, frente al 57% en la generación X y el 47% de los Millennials.
Asimismo, más tranquilidad laboral en un 51%, mientras para la generación X es del 40% y para los Millennials del 35%.
Con relación al cansancio físico y mental, el 32% de los trabajadores de la generación X manifestaron tener un agotamiento físico y mental siempre o casi siempre al final de la jornada, similares porcentajes se observan en los Millennials y Baby Boomers: 29% y 30% respectivamente.

¿Qué pasa con las emociones negativas?
Se observa que las mismas no prevalecen en ninguna de las generaciones. Solo el 9% de la generación X afirmó sentirse siempre o casi siempre enojado, casi el mismo porcentaje se observa en el caso de los Millennials (8%) y, para los Baby Boomers fue aún menor ya que solo un 5% coincidió.

¿Mi trabajo es estimulante e inspirador?
Otro dato a destacar del estudio es que la generación de los Baby Boomers son quienes tienen una conexión más positiva con su trabajo.
El 44% se mostró de acuerdo con la consigna: “Mi trabajo es estimulante e inspirador”, mientras la generación X lo manifestó en un 35% y finalmente, sólo un 26% de los Millennials.
Por lo tanto, los niveles de dedicación e implicación emocional en el trabajo para estos últimos fueron también bajos.
Con relación a la frecuencia con la cual “se sienten llenos de energía”, los porcentajes continúan siendo mayores en el caso de los Baby Boomers, un 43% afirmó sentirse de esta forma la mayor parte del tiempo, frente al 35% de la generación X y el 28% de los Millennials.
Con respecto a la concentración disfrutada durante la realización de una tarea, se observa la misma tendencia.
Los Baby Boomers son los que mayores niveles de concentración experimentan mientras trabajan, siendo del 51%. Más alejados están las generaciones X y los Millenials, con 38% y 36% respectivamente.

Competencias.
Otra de las dimensiones abordadas en el estudio fueron las competencias requeridas por los diferentes puestos.
Frente a la afirmación: “Soy competente en mi puesto de trabajo”, el mayor nivel de acuerdo estuvo en los Baby Boomers con un 68%. En el caso de las generaciones más jóvenes, el 64% de la generación X expresó estar totalmente de acuerdo y en el caso de los Millennials fue del 52%.
Es decir, no sólo los niveles de implicación psicológica positiva con el trabajo son más bajos en el caso de los Millennials, sino que además tienden a considerar su propio desempeño laboral de manera inferior a las otras generaciones, esto es, creen que el trabajo que realizan es de menor calidad y sienten que no son productivos, en comparación con los Baby Boomers.
Respecto de la satisfacción por la forma en que son liderados, los Baby Boomers siguen presentando los valores más altos.
En este sentido el nivel de satisfacción con el liderazgo de sus jefes es del 42%, frente al 39% de la generación X y al 36% de los Millennials.
La misma tendencia se mantiene en relación al nivel de satisfacción en la interacción con los compañeros, 52% para los Baby Boomers, 47% los X y 44% los Millennials.

Satisfacción.
En cuanto al grado de satisfacción con la forma en las cuales están diseñadas sus tareas, el 75% de los Baby Boomers declara estar muy satisfechos frente al 63% de los X y al 58% de los Millennials.
Con relación al nivel de satisfacción con su empresa u organización, los Baby Boomers también encabezan los índices más altos, manifestándose en un 60% conformes frente al 48% de los de generación X y 48% de Millennials. (NA)