Los médicos salvaron la vida de una niña que cayó a una pileta en Victorica

Una niña de un año y medio, Mía, ya está con sus padres tras pasar casi una semana internada en recuperación: el viernes cayó al interior de una pileta y sufrió un paro cardiorespiratorio.
Hoy fue dada de alta del hospital de Victorica.
El pediatra Jorge Ruiz contó que la niña ingresó sin signos vitales porque había ingerido abundante agua y la médica de guardia le practicó reanimación cardiopulmonar. “Habrá estado dos minutos sin función respiratoria ni cardíaca hasta que empezó a toser y a devolver el líquido gracias a las técnicas de RCP. Luego, procedimos a entubarla por el aparato respiratorio y la derivamos al hospital Lucio Molas de Santa Rosa”, precisó Ruiz, quien viajó con la niña en la ambulancia.
La paciente viajó sedada durante una hora y media y los profesionales que la acompañaban le suministraban aire a los pulmones a través de un respirador manual. Cuando llegó a destino, la internaron en terapia intensiva donde permaneció hasta el domingo cuando fue pasada a una pieza común. El martes, la nena regresó a Victorica.
Néstor Romero salió del hospital con su hija Mía en brazos y contó al portal infohuella que el viernes pasado estaba en una obra trabajando de albañil cuando recibió la visita de su esposa y de su pequeña hija. En un momento se percataron que Mia no estaba junto a ellos y la encontraron en el interior de la pileta. El padre la sacó morada y la llevó corriendo al hospital con la ayuda de un vecino.