Los mellizos lograron juntar a sus ocho bisabuelos

Brochettes con papas fritas de entrada y tallarines con tuco de plato principal. Ese fue el menú que eligieron Mariquena Rodríguez y Fabricio Ignacio para celebrar el primer cumpleaños de sus mellizos, Gino y Emilia, en General Campos.
Fue un gran almuerzo familiar, más de 70 parientes comieron en el depósito de una de las tantas distribuidoras de lácteos que hay en la localidad del sur, quizás la más próspera de La Pampa. Pero lo importante de la fiesta no fue el menú, ni la cantidad de gente, sino que los mellizos lograron juntar por segunda vez en el año a sus 8 bisabuelos.
Horacio Ignacio (80) y Hermelinda (70), viajaron desde San Martín, mientras que Julio Rodríguez (86) y Berta (78), salieron bien temprano de Santa Rosa, al igual que Quino Viola (86) y Rosita (82). Victorio Dittler (86) y Verónica (84), que viven en General Campos no tuvieron más que acercarse a la distribuidora.
“Nos pusimos a pensar en la situación y nos dimos cuenta que era muy raro, los ocho bisabuelos, todos vivos y con tanto entusiasmo para festejar con lo mellis”, dijo a este diario Silvia Viola, abuela materna de Gino y Emilia. Y concluyó: “No se quedaron a dormir porque éramos un montón. Los días previos a ese domingo, estuvimos trabajando mucho en los preparativos. La pasamos bárbaro, y los bisabuelos chochos”.