Los supermercados incrementan las ventas y liquidan stocks a través de fuertes ofertas

Las promociones de los supermercados que inundan páginas de los diarios los fines de semana y abarcan productos alimenticios, bebidas y limpieza y tocador responden a una estrategia comercial ante la inflación o bien a la necesidad de los proveedores de primeras marcas de liquidar su stock por falta de demanda.
“Es más fácil que un consumidor entienda una promoción al decirle que va a adquirir dos productos al precio de uno que decirle que el producto tiene un descuento del 50%”, explicaron en una cadena supermercadista.
La inflación lleva a que muchas cadenas oculten los precios de los productos tras las promociones y esa necesidad de hacerlos “visibles” fue una de las razones que en su momento llevó a la Dirección de Defensa del Consumidor de la Nación a conformar la metodología de Precios Claros, que incluye los listados de precios de los supermercados próximos al domicilio del consumidor.
En tanto, Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market y asesor de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (CAME), dijo que “hubo un caída de venta de las primeras marcas en los hipermercados y eso explica las promociones de los viernes y sábados que luego se extendieron de jueves a domingo”.
“Hay paquetes de 2×1, 3×2, 4×3 de promociones de bebidas con y sin alcohol que habían bajado sensiblemente su consumo”, describió; y agregó que también hay promociones en productos farináceos, arroz, lácteos, de higiene personal y limpieza del hogar, como lavandinas y jabón en polvo.

Causas.
Consultado sobre si las ofertas de mercaderías redundan en un aumento de la facturación de los canales de distribución, el analista dijo que obedecen al “alto stock de volumen del sector industrial”; y relativizó su efectividad porque el consumidor se desempeña con un criterio “racional, cauteloso”.
Describió que la modalidad de las ofertas se acentuaron en la última quincena, en un marco de caída de ventas de 9,2% en mayo, según relevamientos de CAME y una contracción de 5,5% en los primeros cinco meses del año; e indicó que -según el sistema Scanntech, que usa el sector supermercadista- las ventas en mayo bajaron 2,1% intermensual y 20,2% interanual.
En tanto, fuentes de las grandes cadenas supermercadistas dijeron que la variante de las ofertas surgió “hace tres o cuatro años” y obedece, principalmente, al tema de la inflación; “con la inflación la gente pierde el valor de referencia”.
“Si alguien ofrece una rebaja del 30 por ciento uno no sabe a qué se refiere porque desconoce el precio del producto, en cambio si le dicen te vendo dos productos al precio de uno, es más fácil comprenderlos. Es una estrategia comercial”, resumieron. (Télam)

Compartir