Los trotamundos arrancan hacia Alaska

La pareja, junto a sus hijos, parte con un destino final establecido pero sin una hoja de ruta determinada a bordo de un vehículo que compraron en Italia. Difundirán un capítulo audiovisual semanal por las redes sociales para contar su diario de viaje.
Los piquenses Guillermo Errea y Rosana Kozac, del dúo Zircaos Spectáculos, junto a sus dos pequeños hijos Alma y Quintín, partirán el fin de semana a bordo de un motorhome con destino a Alaska, en un viaje que les demandará poco menos de un año y medio. Durante todo ese tiempo atravesarán 17 países, avanzarán sin una ruta determinada y divulgarán de manera semanal por las redes sociales y sitios de Internet, un video y una crónica en la que contarán los detalles de la travesía. El año anterior, la misma familia pampeana recorrió -en este vehículo- Europa del Este.
En los días previos a iniciar el recorrido, los viajeros piquenses en diálogo con LA ARENA contaron cómo afrontan los últimos preparativos. Aseguraron que no tienen una hoja de ruta determinada y que le hicieron al vehículo las verificaciones mecánicas para que esté en condiciones de marchar.
“El viaje tiene la misma dinámica que el anterior, lo vamos a ir contando con una serie de capítulos audiovisuales que estarán en YouTube”, dijo Errea. Agregó que no se lleva a cabo “una gran preparación” y que semanas antes de partir dejan concluidos los trámites burocráticos que incluyen el pago de los impuestos y la inscripción de los niños en el servicio de educación a distancia del Ministerio de Educación de Nación.
“No armamos mucho antes de salir, sólo los trámites que hay que dejar listos y después mudar la ropa del ropero a la camioneta. Cambiamos de lugar la ropa, llevamos cosas para el viaje, juegos, libros, los materiales de trabajo, no mucho más. La vez pasada no llevamos nada, ni repuestos de la camioneta ni herramienta, salimos sin llave cruz para las ruedas que aún no la tenemos. Lo importante es arrancar, tener el envión para salir y todo lo que falte se va solucionando por el camino”, agregó Kozac.

Sin hoja de ruta.
Durante el viaje que demandará cerca de un año y medio, los piquenses atravesarán 17 países y piensan llegar a Alaska entre julio y agosto del próximo año. Pese a la extensa travesía, no llevan una ruta diagramada, porque según indicaron “arrancamos y vamos viendo sobre la marcha, tenemos el destino final pero nada más”.
En este sentido, dijeron que no “se planean estaciones intermedias”, que recorrerán todo el continente americano en todo este tiempo, a razón de avanzar no más de “250 kilómetros por día”. “Donde nos agarra la noche paramos y obviamente hay lugares turísticos interesantes para conocer a los que vamos a ir, pero no sabemos dónde vamos a parar”, dijo el artista.

Repercusiones.
La travesía anterior, que también duró cerca de un año, incluyó un recorrido por Europa del Este y generó una gran repercusión, al punto que los capítulos llegaron a la pantalla de Canal 3 y despertó el interés de la Cámara de Diputados de La Pampa, y hasta hubo un interés por publicar el diario de viaje de los dos niños, Alma y Quintín.
De la publicación indicaron que “está en el cajón pero con la ilusión de que en algún momento se pueda realizar” y destacaron que la idea siempre fue transmitirlo por televisión.
También subrayaron que no se tratan de unas vacaciones, sino de tener una rutina y su trabajo durante un tiempo, en otros lugares.
“Hay muchos trabajos que uno los puede hacer andando, hay otros que no. Hay muchas profesiones que te permiten viajar y nosotros que somos artistas y hacemos espectáculos, los podemos hacer en otros lugares también. Hay mucha gente a la que le gustaría hacer esto y nos preguntan de qué vivimos. Primero hace falta tener un trabajo que te permita hacerlo en otros lugares o el trabajo que tenes acá, salir a buscarlo en otros lados”, sostuvo Guillermo.

Recibimientos.
A poco de haber divulgado su nuevo viaje por las redes sociales, distintas personas les hicieron llegar sus mensajes y se ofrecieron dispuestas a recibirlos en diferentes partes del mapa latinoamericano.
“Hay mucha gente de acá que nos escribe y el hecho de que nos vayan siguiendo a través de las imágenes hay un ida y vuelta con la gente. Hay un montón de personas que nos están esperando, en Argentina y en otros países también, como Ecuador y Colombia. Ya tenemos un montón de gente que no conocemos y que nos está esperando. Lo que hacemos no es común y poder compartirlo, y sirve para que otra gente que no se anime, se atreva a hacerlo”, dijo Guillermo. En el mismo sentido, Rosana indicó que una joven pareja interesada en viajar de esta manera, llegó hasta su casa en General Pico, motivada por sus historias de viaje. Sobre esto dijo que “son cosas lindas poder moverle la estantería a alguien” y analizó que “se puede vivir de una manera distinta”.

El patio más grande.
Los chicos, que en el tiempo que viven en la ciudad asisten a la Escuela 26, están “contentos y con ganas de arrancar”.
“Les vamos a ir enseñando nosotros dentro de marco del servicio de educación a distancia y cuando regresen se reincorporan a su escuela con sus mismos compañeros. Ellos están juntando sus cosas, sus libros, sus juegos, los peluches que los acompañan en todos los viajes”, señalaron.
“Sabemos que nuestra forma de vivir en unos días cambia radicalmente, nuestros espacios cambian, pero después se sigue una rutina como en todas las casas, con los horarios y las clases por la mañana. Pero dentro de unos días la casa será otra y todo lo que va pasando por la ventana será maravilloso. Cada día que abramos la puerta saldrán a jugar al patio más grande del mundo y conocerán gente diferente en distintos lugares. Tantas cosas lindas suceden en un viaje así, porque uno va sin tiempos, sin rumbo, es lindo que vaya todo fluyendo y uno dejarse llevar por esas cosas”, finalizó Kozac.