Lovera: “No podemos permitir la lógica del si pasa pasa”

El senador Daniel Lovera “arruinó” la estrategia del macrismo para tratar el proyecto para disponer, por parte de Anses, el 5% de los activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, informaron desde provincia.
En la sesión de este miércoles del Senado de la Nación se puso a consideración el proyecto venido del Poder Ejecutivo que incorpora un inciso al artículo 74 de la Ley 24.241 (otorgamiento de financiamiento a los titulares de prestaciones no incluidas en el S.I.P.A., cuya liquidación se encuentra a cargo del Anses), que surge de disponer de hasta un 5% de los activos totales del Fondo de Garantía de Sustentabilidad.
Este proyecto fue ingresado a esta cámara el 29 de Junio y tuvo tratamiento en comisión el mismo día de la sesión.
Lovera expresó: “Dada la importancia económico-financiera del proyecto pido que vuelva a Comisión, para que sea debatido en profundidad con la presencia del titular de Anses”.
En sus consideraciones recalcó: “En primer término, lo firma el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, pero nunca fue remitido a la Comisión de Trabajo que presido. Optaron por darle un tratamiento ‘exprés’ sobre tablas, y otorgarle a la autoridad de aplicación (Anses) amplias facultades para su implementación.
Por mandato constitucional, compromiso personal y moral, debo defender los intereses de mi provincia y de todos y cada uno de los pampeanos que la integran. En la redacción de este proyecto no veo garantizado eso. No identifica de manera clara el criterio de distribución y otorgamiento de los créditos para cada provincia”
Lovera se preguntó: “¿Cómo vamos a avanzar sin garantías de compromiso pleno del Poder Ejecutivo Nacional sobre la necesidad de trabajar, velar y responsabilizarse por nuestros jubilados y pensionados?; es necesario, primero, contar con jubilaciones y pensiones decentes, que les permitan vivir dignamente; después podemos ocuparnos de gestionar créditos. Los créditos no hacen más que reconocer que los montos que cobran mes a mes numerosas familias argentinas no alcanzan para satisfacer sus necesidades básicas, y al momento de plantear el sistema de otorgamiento no podemos liberarle las manos al organismo que los va a administrar sin saber, exactamente, cuál será su criterio de distribución de estos fondos”.

PepsiCo.
La Comisión de Trabajo del Senado Nacional, presidida por Lovera, formalizó este jueves en una reunión el pedido de concurrencia del ministro de Trabajo para que explique la situación de Pepsico y el trato que se les da a los trabajadores reclamando por sus derechos.“Es mentira que el Gobierno nacional `está haciendo lo que hay que hacer´, como nos quiere hacer creer con su slogan. Mientras estaba reunida la Comisión de Trabajo que presido, estaban siendo reprimidos brutalmente los trabajadores de Pepsico, que estaban haciendo ejercicio de su derecho a reclamo. Es nuestro deber pedir explicaciones al ministro Triaca y exigirle que piense en soluciones, porque parece que para algunas cosas no se están poniendo nada creativos en el Ejecutivo nacional”, ironizó Lovera. Y añadió: “Es parte medular de nuestro trabajo institucional la consolidación de las garantías de los ciudadanos, en este caso, especialmente desde nuestra Comisión de Trabajo. ¿Qué podemos tratar cuando nuestros trabajadores están siendo maltratados? Tenemos que exigir explicaciones por ellos y gestionar soluciones que hagan que el Ejecutivo de la Nación encuentre un límite en sus desconsideraciones con el pueblo”.
Lovera sostuvo: “Este Gobierno, que hipoteca el futuro de los argentinos con préstamos internacionales, es el mismo que ha dejado, una y otra vez, a La Pampa fuera de sus planes. El gobernador Carlos Verna está lidiando con esta discriminación desde el inicio de su gestión, con una decisión evidente, por parte de Nación, de gobernar para sus amigos ignorando el principio que nos rige desde nuestra más profunda convicción ideológica: la justicia social con federalismo”.
Dos jornadas muy agitadas en el Senado sirvieron para avanzar en lo que Lovera, define desde hace mucho tiempo como: “una política sistematizada que intenta usar a los trabajadores como variable de ajuste, desconociendo la institucionalidad de los sindicatos para ejercer su defensa”.