Macabro hallazgo de un hombre en avanzado estado de descomposición

El cuerpo de un hombre de entre 50 y 60 años fue encontrado ayer a las 18 en la calle Balbín -casi Tita Merello, detrás Barrio Sur, conocido como Plan 5000- en avanzado estado de descomposición y visiblemente comido por perros.
Según fuentes policiales, se trata de un hombre de apellido Soria que se dedicaba al “cirujeo” y que vivía en una choza hecha de nylons, chapas y lonas a escasos 500 metros del basurero que hay detrás del parque industrial. “El cuerpo estaba podrido, lleno de gusanos. Hubo que llevarlo a la morgue y lavarlo para poder practicarle la autopsia”, dijo una fuente a LA ARENA.
“Aparentemente fue una muerte natural, hasta el momento no hay indicios de que se trate de otra cosa”, dijo el fiscal Oscar Cazenave a cargo de la causa que investiga las causales de muerte de Soria.
El funcionario judicial agregó que el cuerpo fue encontrado por integrantes de la Asociación Protectora de Animales (Apani) que habitualmente van por esa zona llevando agua y alimentos para los perros callejeros.
Al cierre de esta edición, el médico forense Juan Carlos Toulouse estaba realizando la autopsia al cadáver que, estiman los pesquisas, “llevaba 15 o 20 días descomponiéndose sin que nadie lo advirtiera”.