Macri rechaza posibilidad de reabrir las paritarias porque dice que “la inflación va a la baja”

El presidente Mauricio Macri rechazó hoy de plano la posibilidad de reabrir las paritarias para
volver a discutir aumentos salariales, al argumentar que “están negociadas” y “la inflación va a la baja”.
Cuando se le preguntó si se reabrirán las paritarias este año, como reclaman varios gremios, Macri respondió: “No, ¿cómo se van a abrir si ya están negociadas y, además, la inflación va la
baja?”.
“La inflación está cayendo drásticamente, que es otra cosa que les prometí; antes no se crecía por la estafa de la inflación, y ya estamos en 1 coma algo”, evaluó el mandatario, al justificar
que no se reabran las negociaciones salariales.
Macri incluso afirmó que “con el campo que está empujando, y Brasil que deja de caer, vamos a ver sectores que se empiezan a recuperar”.
Macri salió a criticar a las dos CTA, que reclamaron la reapertura de las paritarias durante la masiva Marcha Federal el viernes pasado, al señalar que “tienen siempre una posición extrema” y
que “con todos los gobiernos siempre han tomado la misma actitud”.
En contrapartida, dijo esperar que “el diálogo que tenemos con la CGT, que se ha unificado en este triunvirato, sea fructífero”, para remarcar, en el plano económico, que “a la larga todo lo que
es gratis no lo es, y alguien lo paga, y lo estamos sufriendo hoy”.
En ese plano, tomó distancia también de la posibilidad de extender un bono para fin de año, que compense una inflación que resultó superior a las previsiones, al indicar que en la reunión del
viernes último “se planteó una agenda de temas razonables” y sostener que “el 10 de diciembre no se votó un cambio económico sino un cambio de valores, una cultura del trabajo”.
La reapertura de las paritarias fue uno de los reclamos formulados en la Marcha Federal del viernes por los titulares de las dos CTA, Pablo Micheli y Hugo Yasky, quienes advirtieron por la
pérdida del poder adquisitivo del salario ante la inflación acumulada en lo que va del año.
En ese sentido, consideraron que hablar de la inflación futura implicaría no reconocer lo perdido en los meses anteriores en el salario de los trabajadores. (DyN)