Macri y una firme defensa a la quita de retenciones

El presidente Mauricio Macri reivindicó hoy, en la sexta visita a Córdoba desde que inició su mandato, las quitas en las retenciones al sector agrícola al sostener que había que “sacarle la pata de encima al campo” y calificó de “estúpido” al conflicto del 2008 entre la gestión kirchnerista y el campo, al que definió como “el sector más potente que tiene la Argentina”. 
Así lo afirmó en su paso por la provincia de Córdoba, donde, junto al gobernador Juan Schiaretti, visitó las localidades de Las Varillas -estuvo en una fábrica de tractores- y de Hernando, en la que encabezó un acto en el marco de la tradicional Fiesta del Maní, bailó al ritmo de Gilda junto al mandatario provincial e inauguró una planta de una empresa que fabrica productos a base de maní.
Con esta nueva presencia en la provincia, el Presidente sumó un nuevo gesto en su relación con el gobernador Schiaretti, quien defendió en diferentes ocasiones el rumbo económico de la gestión de Cambiemos, incluso en el momento en el que la polémica por la suba en las tarifas se encontraba en su momento más álgido. 
En el acto que encabezó en Hernando, el Presidente reivindicó la “serie de medidas” adoptadas desde el inicio de su gestión “para sacarle la pata de encima al campo” y defendió las decisiones tomadas en favor de “las economías regionales, que incluyen al maní, devolviéndole los impuestos cuando exportan”.
“Queremos exportar más y más productos con valor agregado, que tengan trabajo argentino”, remarcó el Presidente en el acto en la ciudad rural de Hernando, 152 kilómetros al sudeste de la capital provincial, donde asistió a la 61ra. Fiesta Nacional del Maní.
“Queremos estar cerca de cada uno de ustedes, entender qué es lo que necesitan”, sostuvo el mandatario. 
Antes, en su paso por Las Varillas, Macri definió como “estúpido” el conflicto con el cambio del 2008 a raíz de un esquema de retenciones móviles a la soja y al girasol implementado desde la gestión kirchnerista, que provocó luego un paro agropecuario de 130 días.
Allí encabezó el acto de presentación del tractor número 15.000 fabricado por la firma “Pauny”, a cuya planta ingresó manejando una unidad que le fue entregada a un productor agropecuario.
“Esperemos que cada vez le agreguemos más valor a las cosas que somos capaces de producir”, expresó. 
El Presidente estuvo acompañado por el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti; el titular de esa empresa, Raúl Giai Levra; el jefe comunal, Daniel Chiocarello, legisladores nacionales y provinciales, así como técnicos y operarios de esa planta e invitados especiales.
“Me quiero sumar a la felicitación de lo que se logró acá. Era fácil buscar culpables, abandonar y enojarse con la crisis del 2001; sin embargo, cuando todos lograron sentarse alrededor de la mesa y escucharon un sabio consejo, armaron de vuelta esta empresa poniendo todas las fuerzas que se necesitan: el resultado es este, maravilloso”, afirmó el Presidente. 
En ese marco, destacó “haber logrado superar ese momento” e, incluso “construir algo con suficiente robustez” que permitió también superar “el conflicto estúpido que tuvimos en nuestro país entre un gobierno (anterior) y el sector más potente que tiene la Argentina, que es el campo”.
Durante su discurso, indicó que “Pauny tiene un rol muy importante para cumplir”, en un contexto en el que “el campo se pone definitivamente en marcha”, y subrayó que, en esta nueva etapa, el gobierno espera que “cada vez sea a mayor velocidad” y que “cada vez le agreguemos más valor a las cosas que somos capaces de producir, como materias primas de calidad”. 
Con humor, comentó además que al subir al tractor con el que había ingresado a la firma sintió “los nervios del copiloto, que creía que no iba a saber manejarlo” y dijo esperar ver “tractores de Pauny por todo el mundo”. 
Por su parte, Giai Levra elogió la gestión presidencial al afirmar que permitió la reactivación del sector. 
En tanto, más tarde, en el acto realizado en el marco de la Fiesta del Maní en Hernando, Macri recordó que en el estadio de fútbol de la ciudad de Córdoba se inició la frase de campaña “Sí, se puede” que, dijo, se convirtió en una “ola por todo el país y hoy está más fuerte que nunca”.
La sintonía entre Macri y Schiaretti sumó hoy un nuevo capítulo con la visita del Presidente al distrito, que se convirtió en la sexta desde que comenzó el mandato, el 10 de diciembre del año pasado, cuando su antecesora, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en sus ocho años de gestión, apenas había visitado la provincia cuatro veces. 
La semana pasada, el gobernador peronista había estado en Buenos Aires para firmar con el Jefe de Estado el acuerdo para que el Estado nacional empiece a devolver parte de la deuda que mantiene por la Caja de
Jubilaciones de Córdoba.
En las últimas elecciones, el distrito cordobés había resultado clave en el camino de Mauricio Macri hacia la Casa Rosada. (Télam)

Compartir