Malestar de deportistas nacionales con Carlos Mac Allister

MALESTAR DE DEPORTISTAS NACIONALES CON CARLOS MAC ALLISTER

El secretario de Deportes fue apuntado por deficiencias en los manejos de su cartera. Según un informe de Tiempo Argentino, la subejecución del Presupuesto, el recorte de becas y la posible desfinanciación del Enard son los temas que preocupan al ambiente.
La gestión del pampeano Carlos Javier Mac Allister al frente de la Secretaría de Deportes de la Nación ha sumado varias criticas en los últimos tiempos, según reflejó ayer el diario Tiempo Argentino en un informe que destaca el malestar de gran parte del ambiente deportivo por el manejo del Presupuesto y las becas, además de un temor por un rumor de desfinanciamiento del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard) y la renuncia a la candidatura para organizar los Juegos Panamericanos 2023.
De acuerdo al informe de Tiempo, en su primer año al frente de Deportes Mac Allister dejó de utilizar 392 millones de pesos (casi un 30% de subejecución), por lo que fue “castigado” en el Presupuesto 2017, al recortarle más de 100 millones del total: una disminución del 8% con respecto al Presupuesto 2016, pasando de 1315 millones de pesos a 1211 millones.
Citando al sitio web https://olimpicosargentinos.com.ar/, Tiempo especifica que en 2016 Mac Allister dejó sin uso casi una tercera parte del total, que podría haber sido utilizado para mejorar la infraestructura y las condiciones generales del deporte argentino.
Además, en los cuatro meses de este año sólo se lleva ejecutado el 15%, cuando ya debería estar cerca del 40, y de cara al futuro la situación es alarmante porque podría haber un nuevo castigo presupuestario para 2018, recordando que la última vez que se habían bajado los fondos destinados a Deportes había sido en 2001, y destacando que ya se decidió bajarse de la candidatura para los Panamericanos de 2023.
“En 2013, el comité de evaluación apoyó a Buenos Aires para ser sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, basándose en la realización de los Odesur 2006, los Parapanamericanos Juveniles de 2013, y las leyes promulgadas en beneficio del deporte, como el Enard y los Juegos Evita, obras de infraestructura y la situación económica en que se encontraba el país. Pero los tiempos neoliberales han regresado”, señaló a modo de crítica Claudio Morresi, secretario de Deporte de la Nación entre 2004 y 2014.

Quejas.
Mientas tanto, se suman las críticas de la gente del deporte por el recorte presupuestario y en becas. “La gente que está ahora no tiene los intereses del deporte. Algunos lo ven como un trampolín político, otros para beneficios personales. Se han olvidado del deporte, de sus comienzos, de la pasión”, le dijo a Tiempo Daniel Bambicha, ex entrenador del equipo nacional de yachting.
En ese contexto, Bambicha apunta a que Mac Allister utiliza su lugar en Deportes para posicionarse con vistas a ser gobernador de La Pampa, y a que Esteban Bullrich (a cargo del Ministerio de Educación, del que depende Deportes) tiene como objetivo ser senador por la provincia de Buenos Aires.
En el mismo sentido, Lucas Calabrese, medalla de bronce en Clase 470 junto a Juan de la Fuente en Londres 2012, se quejó por la baja del 15% de la cantidad de becas después de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, situación que lo llevó a abandonar el equipo argentino y sumarse a las filas de los Estados Unidos.
“Se nos dejó de lado. Está mal que se le quite el apoyo a alguien que ganó una medalla hace poco, pero también estaría mal que se le siga dando la beca a alguien que tuvo unos buenos Juegos Olímpicos pero que después no hizo nada. Es un tema delicado”, dijo Calabrese.
Otro de los deportistas citados en el informe es la atleta María de los Angeles Peralta, representante argentina en la maratón de Río y que criticó la discrecionalidad luego de que Mac Allister dijera que “uno salió creo que 89 y otro abandonó”, al referirse a los maratonistas en los Juegos. “Quitando becas tal vez puedan seguir pagándole al jefe nacional de entrenadores, que tiene 80 años, y al director técnico nacional, los más de 50 mil pesos por mes que ganan cada uno por pasar nuestros informes al Enard”, escribió en su Facebook Peralta, cuya beca era de 6000 pesos.
“El problema de las becas es la irregularidad que se sostiene y encubre: toda la gente vinculada al deporte está en negro, no tiene posibilidades de sacar un crédito, de tener obra social. Los que están vinculados al Enard tienen una obra social que se les paga pero con un sistema extorsivo, porque ninguno puede hablar demasiado porque te sacan la beca. Se está construyendo el deporte desde la miseria humana. La mayoría se queja en voz baja. Tiene mucho miedo de que le saquen lo poco que tienen”, señaló Bambicha a Tiempo. Y agregó: “Las becas deberían ser un premio para aquellos que trabajan. Hoy nadie sabe hacia dónde va el deporte argentino, si queremos atletas, si queremos nadadores, si queremos podios, si queremos gente sana en la calle… No hay proyecto”.
Finalmente, los temores también crecen en el ambiente con respecto al futuro del Enard, que podría perder la base de su financiamiento y, por lo tanto, dejaría de ser la herramienta que utilizaron los deportistas de elite para crecer en los últimos años.
En ese tema, Tiempo recuerda que la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), asesora del gobierno nacional, sugirió que se elimine el 1% del impuesto a la telefonía celular, fuente de financiación del Enard desde hace siete años. Ese recorte fue desmentido, pero igualmente el rumor fue recibido con alerta por muchos deportistas, que sienten que poco a poco se les está quitando el apoyo.