Mañana se cumplirán 35 años del récord del arquero de Ferro, Carlos Barisio

Hace 35 años, el 26 de julio de 1981, el delantero Humberto Bravo, de Talleres de Córdoba, señalaba el gol del empate ante Ferro Carril Oeste (1-1) y terminaba con el récord de 1.075 minutos de Carlos José Barisio con la valla invicta en Primera División, aún vigente.La marca comenzó en un encuentro que Ferro le ganó 2-1 a San Lorenzo, por el Torneo Metropolitano.
Héctor ‘Gringo’ Scotta había señalado para los azulgranas a los 4 minutos de juego y desde entonces Barisio, que por esa época tenía 31 años, y sus compañeros del conjunto dirigido por Carlos Timoteo Griguol, pusieron una infranqueable persiana durante diez partidos (siete triunfos y tres empates), hasta que Bravo interrumpió la espectacular racha.
Aquel campeonato de 1981 fue ganado por Boca, con un deslumbrante Diego Maradona y un excelso Miguel Ángel Brindisi.Barisio, nacido en la ciudad de San Fernando, se inició en las divisiones inferiores de River Plate, en una categoría que también tenía, entre otros, Juan José López, Reinaldo Merlo, Jorge Ghiso, Osvaldo Pérez, René Daulte, Joaquín Martínez y Eduardo Anzarda.Luego pasó por Gimnasia y Esgrima de La Plata y más tarde por All Boys en la temporada 1976/1977.
En 1978 llegó a Ferro, donde compartió equipo con figuras como Alberto Márcico, Mario Gómez, Oscar Garré, Héctor Cúper, Domingo Rocchia y Gerónimo ‘Cacho’ Saccardi, entre otros.”Era inusual en ese equipo que nos llegaran con posibilidades de gol, en las pocas que se aproximaban yo respondía bien, era un equipo muy balanceado, bien armado”, recordó el arquero tras el récord.
Barisio, cuyo ídolo era Amadeo Carrizo, jugó también en Boca en 1983 (siete partidos de titular), Deportivo Armenio (1984) y Chacarita Juniors (1986-87).
Su récord nunca fue superado en Primera División, pero sí en la Primera C por Alejandro Otamendi de Tristán Suárez, quien en 1994 estuvo 1115 minutos sin recibir goles. Anteriormente, en 1988, Daniel Tremonti (hijo de otro ex arquero que pasó por Unión de Santa Fe) mantuvo invicta la valla de Barracas Central, en Primera D, durante 1113 minutos. (Télam)