Manifestación de ATE por el despido de una portera de Catriló

Un conjunto de referentes de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), reclamó en la puerta del Centro Operativo de Trámites Especiales (Cote) y acompañó a la trabajadora afectada a presentar su descargo. La mujer, portera monotributista, se desempeñó cuatro años en una escuela de Catriló y al tramitar el pase a planta, los criterios subjetivos analizados por su superior, le imposibilitan blanquear su situación y ahora, corre riesgo de perder su empleo.
Así se visibilizó a través de las declaraciones de Blanca Oyarzún, secretaria gremial de ATE y la misma trabajadora monotributista, Mónica Requena. Lo hicieron desde la sede del Cote, que funciona en la intersección de Emilio Mitre y San Jorge.
En esa esquina, se concentró la manifestación con bombos y carteles, y Requena secundada por Oyarzún, entregó su descargo por la evaluación negativa de su trabajo, realizada por autoridades de la escuela donde trabaja. En diálogo con la prensa, Oyarzún señaló que “nos parecer arbitrario que un director de escuela, que es un compañero más de trabajo, sea el que decide si nos quedamos sin trabajo o no”.
Agregó que como Requena tiene diez días para efectuar su descargo del puntaje, “la acompañamos para repudiar el puntaje que imponen arbitrariamente con los compañeros de la (ley) 2871 (Régimen laboral de tiempo reducido)”. Detalló que quién deberá analizar el descargo es COTE.
La referente sindical especuló con la posibilidad de que “mientras estaba en negro era apta para la tarea y al analizar su ingreso a planta, plantean estos criterios subjetivos”. Por su parte, la trabajadora monotributista dijo que “hasta el miércoles estoy trabajando; me van a notificar a mi lugar de trabajo a las 10.30, que estoy fuera de la planta y que no cumplí los 21 puntos porque mi directora me dio 16 puntos y desde ese momento no puedo ingresar más a la institución”, concluyó.

Compartir