Manteros mantuvieron el corte toda la noche esperando la reunión con el gobierno porteño

Decenas de manteros mantenían en la mañana de este miércoles interrumpiendo el tránsito en la zona de Once, a la espera de la reunión que se llevará a cabo a partir de las 10 con el gobierno porteño, para intentar destrabar el conflicto sucitado luego del desalojo que realizara la policía, en el que dos vendedores fueron detenidos y tres efectivos resultaron heridos.
Se trata de alrededor de 60 manteros que pasaron la noche en la zona de Once y permanecieron sobre la avenida Pueyrredón y Bartolome Mitre, cortando parcialmente la circulación de vehículos.
Los manifestantes realizaron fogatas de basura mientras una primera de línea de mujeres permanecía sentada en la calle rodeada de una fuerte custodia policial.
La intención de los vendedores ambulantes es realizar una asamblea antes de la reunión con los funcionarios de la Ciudad.
En tanto, el gobierno porteño comenzó a censar a los manteros, pero sólo se acercaron 280 cuando se estiman que trabajan en la zona unos 2.000 y los convocó a una reunión en la Subsecretaría de Trabajo, en donde, al no llegar a un acuerdo, se pasó a un cuarto intermedio hasta las 10.
El martes a la madrugada, luego de una orden de la Fiscalía porteña, más de 300 efectivos de la Policía de la Ciudad comenzaron a levantar las estructuras metálicas montadas en las veredas sobre la avenida Pueyrredón, desde Rivadavia hasta Corrientes.
En ese contexto, hubo incidentes en los que la policía desalojó a los manifestantes utilizando carros hidrantes y gases lacrimógenos, mientras los manteros respondieron con piedras y el incendio de contenedores de basura. (NA)

Compartir