Marchas en todo el país por la libertad de Belén

Miles de personas se movilizaron en distintos lugares del país con la consigna “Libertad para Belén” para reclamar que se anule la condena judicial por homicidio que mantiene presa hace dos años a la joven tucumana que tuvo un aborto espontáneo, siendo las concentraciones porteñas y en Tucumán las más multitudinarias.
“Con esta marcha buscamos que la Corte tucumana acorte los plazos procesales que están corriendo y no se tome los 90 días hábiles que tiene para resolver el caso”, dijo a Télam Soledad Deza, la abogada de Belén y sostuvo que espera “con buenas expectativas” que el máximo tribunal “absuelva y disponga la libertad inmediata” de la joven.
La abogada adelantó que están analizando los pasos a seguir con los jueces de la causa, Fabián Fradejas y Dante Ibáñez, quienes defendieron el fallo que condenó a 8 años de prisión por homicidio a la joven, en declaraciones que realizaron hoy al Canal 8 de Tucumán.
“Estos jueces siguen mostrándose en televisión profundizando la injusticia cometida y estamos alarmados por las declaraciones realizadas”, sostuvo Deza.
La Casa de la Mujer “Norma Nasif”, que forma parte de la “Mesa para la Libertad de Belén”, participó de la manifestación realizada en la Plaza Yrigoyen, en la capital tucumana, donde una de sus representantes, Victoria Disatnik, sostuvo que “la marcha se organizó debido a la injusticia que se cometió con ella, lo que generó una enorme solidaridad provincial, nacional e internacional”.
Mariela Urueña Russo, del sindicato de trabajadores judiciales, señaló que “marchamos en todo el país exigiendo la libertad de Belén porque entendemos que ella sufrió múltiples violencias, no sólo por parte del sistema de salud, sino también del Poder Judicial”.
_web marchabelen
Según Urueña Russo, a Belén se la condenó por un supuesto homicidio “sin hacerle el ADN al feto y nos parece que la justicia no tiene que tomar decisiones que son violatorias de los derechos humanos”.
Más de 1.500 personas se juntaron en Tucumán para reclamar por Belén, pedido que se extendió a lo largo y ancho del país.
En la Ciudad de Buenos Aires hubo masivas concentraciones en la puerta de la Corte Suprema de Justicia nacional y luego se realizó una marcha desde el Obelisco hasta la Plaza de Mayo.
En Rosario decenas de mujeres de diferentes espacios políticos y sociales se movilizaron hacia la plaza Montenegro: “Estamos en esta jornada por la libertad para Belén, por la anulación de su condena y para que no haya más presas por abortos clandestinos”, dijo Virginia Grisolía, de la agrupación Pan y Rosas.
Una radio abierta en el kilómetro cero de la capital mendocina, fue el centro de la concentración en esa provincia “porque queremos concientizar, que la gente conozca el caso de Belén y discutir el aborto legal que es una deuda de la democracia”, dijo a Télam la ex diputada provincial del FPV, Marina Femenía.
Con la adhesión de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), distintas organizaciones sociales, estudiantiles y partidarias marcharon desde la esquina de las avenidas Colón y General Paz de la capital cordobesa y se trasladaron hasta el edificio de Tribunales.
Allí, Betiana Cabrera Fasolís, referente provincial de Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumala) señaló a Télam que la movilización es “en repudio a este grave hecho, en el que la justicia y sectores de la salud han demostrado con Belén, haber incursionado en todo lo que es la violencia institucional”.
Destacó la carta que les hizo llegar Belén a través de sus abogadas en la que plantea que “esta lucha no es únicamente por su libertad, sino porque las mujeres dejemos de ser víctimas de violencia institucional”.
Durante la protesta en Neuquén, Julieta Katcoff, de la secretaría de las Mujeres del hospital Castro Rendón, resaltó que “era necesario salir a la calle a pedir su liberación, teniendo en cuenta que asistió a un hospital cursando un aborto espontáneo y a partir de allí cayeron sobre ella vulneraciones en cuanto a su derecho a la salud y a la justicia”.
“Esto pone de manifiesto como desde el Estado y las instituciones se criminaliza a las mujeres, en especial a aquellas mujeres pobres que acceden a los servicios de salud”, agregó la dirigente.
En Paraná, las personas se reunieron en la plaza 1 de Mayo, donde hubo una radio abierta e intervenciones artísticas reclamando que “no haya más mujeres que mueran o estén presas por abortar, porque además como ser humano tenemos el derecho a decidir”.
En Mar del Plata fueron más de 1.000 las personas que marcharon, entre ellas, Laura Hochberg, de la Multisectorial de la Mujer, que destacó que lo que le pasó a Belén “le está pasando a muchas mujeres en todo el país y esto tiene que ver con la violencia a la mujer que venimos sufriendo desde hace tanto tiempo”.
También en La Pampa, centenares de personas hicieron sentir su reclamo por las calles, convocadas por organizaciones sociales,.
Cuando el caso se hizo público, se conformó la Mesa para la Libertad de Belén, compuesta por 40 organizaciones de un arco político variado, mientras que a nivel mundial, Amnistía Internacional recogió más de 120.000 firmas que respaldan el pedido de libertad. 
Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales exigieron que “se tomen medidas para la inmediata liberación de Belén en virtud de las violaciones que se cometieron, sin respetar estándares internacionales de Derechos Humanos”. 
Belén es una joven de 27 años que el 21 de marzo de 2014 llegó junto a su madre al hospital Avellaneda de la capital tucumana con dolores estomacales y los médicos le administraron calmantes y estuvo aproximadamente dos horas internada en la guardia. 
Según consta en la denuncia de su abogada, Belén sufrió con una hemorragia, le diagnosticaron un “aborto espontáneo incompleto sin complicaciones” y allí “comenzó su calvario: acusaciones, sospechas y finalmente, la cárcel”. (Télam)

Compartir