Más de 200.000 personas asisten al mayor festival de trompeta en el mundo

Un pequeño pueblo en el oeste de Serbia organiza el mayor festival de trompeta del mundo, una colosal fiesta de orquestas de metales a la que acuden cientos de miles de visitantes cada año.
Para su quincuagésima sexta edición, el festival ha reunido a decenas de orquestas que compiten por conseguir prestigiosos premios y transforman el lugar en un auténtico carnaval.
El festival, que dura cinco días y acaba hoy, atrae entre 200.000 y 300.000 aficionados serbios, pero también muchos extranjeros, aseguró Marija Pavlovic, que forma parte del equipo organizador.
“Cada año tenemos a más extranjeros, lo que nos da una gran satisfacción”, dijo a AFP.
Las orquestas de instrumentos de metal tienen una gran tradición en la cultura serbia, sobre todo en el oeste del país.
El festival nació de “forma espontánea” cerca de la iglesia de Guca, en 1961, recordó Pavlovic, y desde entonces no ha dejado de crecer.
Esta localidad, que cuenta solo con varios miles de habitantes, está situada a tres horas de Belgrado. Gracias a este festival, se ha convertido en la capital de la trompeta, como lo demuestra un estatua de un músico con este instrumento en el centro del pueblo.
Después de superar varias rondas de calificaciones, organizadas durante todo el año, las mejores formaciones compiten en el gran escenario.
Entre tanto, otros grupos tocan en las calles y los cafés de Guca, donde la cerveza y el rakia, el licor local, se sirven a raudales.
A esta inmensa fiesta, llamada la Asamblea de Trompetas de Dragacevo, en referencia al nombre de esta región, se añaden los festines de lechones y corderos asados, así como de otras especialidades gastronómicas de la zona.
Anders Vold, de 25 años, de Dinamarca, donde ha asistido varias veces al conocido festival Roskilde, señaló que Guca pertenecía a otra categoría. “Es como un Roskilde sobre asteroides, con los metales balcánicos”, dijo.
“Todo el mundo tendría que ver este festival, es una locura. Está muy bien y la gente es muy amable”, agregó. (AFP)

Compartir