Más de 40.000 personas en la Feria de Emprendedores

BUENAS VENTAS Y GRAN MOVIMIENTO EN EL PREDIO DE LA RURAL

Los participantes se quedaron conformes por las ventas y los organizadores por el alto movimiento que generó haber juntado en el mismo lugar a 250 emprendedores pampeanos.
Los organizadores de la Primera Feria de Emprendedores Pampeanos están más que satisfechos con los resultados del evento: entre sábado y domingo, más de 40.000 personas pasaron por el predio de la rural en donde se reunieron para ofrecer sus productos alrededor de 250 emprendedores. La feria organizada desde el Ministerio de Desarrollo Territorial, en conjunto con la Subsecretaría de Turismo y la Dirección de Micro PyMEs, estuvo acompañada por un clima inmejorable y, según pudo relevar LA ARENA, las ventas fueron buenas en todos los rubros (alimentos, indumentaria, agua, artesanías y actividades específicas de cada emprendedor).


Pero además de vendedores y compradores, durante el fin de semana pasaron por el lugar distintos números musicales y artísticos, entre ellos Delfor Sombra que arribó días atrás desde México para presentarse en La Pampa.
Al cierre de esta edición el ministro de Desarrollo Territorial, Martín Borthiry, confirmó los números de concurrencia (más de 15.000 personas el sábado y más de 25.000 ayer) y se mostró muy conforme con los resultado del evento que tuvo entrada libre y gratuita.
Luego de recorrer la feria, LA ARENA salió a recoger las experiencias de los emprendedores pampeanos, la mayoría Pymes que generan gran parte de las fuentes laborales en la provincia.
Una feria de similares características se realizará en General Pico el próximo 3 y 4 de diciembre, en el predio de las vías (calles 21 y 24).

Trapos.
Una de las expositoras que participó del evento es Valeria, una mujer que en el año 2011 comenzó a producir trapos de piso como un hobby y que cinco años después logró comprar más máquinas, un auto y estar con sus productos dentro de la Canasta Pampeana.
“Vendí bien. Lo que sucede es que a la gente le gusta buscar al productor en forma personal. Los trapos que yo fabrico son de buena calidad, cosidos, no se deshilachan y eso la gente lo paga. Yo no tengo idea lo que valen lo trapos de piso industriales, manejo mis propios precios”, dijo Valeria.

Limpieza.
Otro de los emprendedores es Gustavo, quién fabrica desde hace 14 años productos de limpieza. “Las ventas fueron tremendas. Hicimos buenos negocios. Aunque es difícil sacar a la gente de las primeras marcas, la situación económica está obligado a restringir algunos gastos y es ahí donde entramos nosotros. Nuestros productos son de muy buena calidad y estamos tratando de estar en los comercios locales. El cloro, por ejemplo, cuesta entre 90 y 105 pesos el bidón de 5 litros, nosotros lo estamos vendiendo a $75”, dijo el fabricante.

Tejedoras.
Los artesanos también tuvieron su lugar importante en todas las carpas que se instalaron en la rural. Graciela, una tejedora de Victorica, ocupó uno de los stands ofreciendo sus hilados y los de otras tres mujeres que no pudieron venir a Santa Rosa. “Hecho en Victorica” se llama la marca de las tejedoras que tuvo muy buenas venta en los días que duró la feria. “Fueron mujeres las que compraron principalmente ropa de verano, sobre todo remeras, se vendió bien”, dijo la mujer que llegó en un micro de la Municipalidad de Victorica cargando una valija repleta de prendas hechas a mano.

Cervecerías.

La nota de color de la Feria de Emprendedores la dieron las dos cervecerías artesanales que expendieron cerveza tirada durante todo el fin de semana. Cardo Ruso y Meridiano Quinto (Jacinto Arauz) fueron un oasis en el desierto para mitigar el intenso calor de las dos jornadas. Las distintas variedades de cerveza sirvieron también para bajar los quesos y fiambres que se ofrecían en la carpa contigua. “Siempre sirven estas ferias, no sabemos aún qué cantidad de barriles vendímos, pero no paramos de servir”, dijo Fernando Hernández, araucense dueño de la marca Meridiano Quinto, que produce cerveza hace más de siete años pero que hace apenas un año lo hace con fines comerciales.

Chacinados.
Bien sabido es que General Campos es una de las localidades más pujantes del sur pampeano fruto de una alta actividad de la industria láctea. César, uno de los tanto distribuidores de lácteos que tiene el pueblo, participó ayer de la feria ofreciendo quesos, salames y dulce de leche y resumió su impresión del evento en pocas palabras: “Esto sirve económicamente, pero también para promocionar lo que hacemos. Nosotros vendimos todo”.

Compartir