Matan a un cazador e hieren a otro en Lonquimay

Un cazador murió anoche en un campo de Lonquimay cuando, en un confuso episodio, un policía le disparó en la cabeza. Otro hombre resultó herido en su glúteo pero la lesión no reviste gravedad. El hecho, ocurrió a las 21 y conmocionó a la localidad ya que alrededor de 200 vecinos, cuando se enteraron de la situación, salieron a la calle para reclamar por lo sucedido y se manifestaron frente al hospital local.
Pobladores de la zona llamaron anoche a esta redacción para relatar lo acontecido. La requisitoria periodística a las autoridades policiales no fue respondida y al menos hasta el cierre de esta edición no hubo comunicación oficial sobre el hecho.
La víctima fue identificada como Santiago Garialdi, un hombre de 38 años oriundo de General Pico. Garialdi viajaba en la “caja” de la camioneta y recibió un disparo en la sien, a varios metros de distancia. Fue trasladado por su compañeros al hospital “Pablo Lecumberry”, donde falleció.
Hay dos efectivos policiales detenidos que fueron trasladados a Santa Rosa.
En la camioneta, marca Ford F-100 color gris, patente AWC 070 y con vidrios polarizados, viajaban cuatro personas que se dedican a la caza de liebres.
Uno de los ocupantes aseguró que la policía nunca prendió las balizas y que les pincharon la rueda. Por lo tanto, llegaron al hospital en llanta y fueron auxiliados por los vecinos de la localidad ya mencionada.
Las autoridades del ministerio de Seguridad viajaron a Lonquimay por temor a una “pueblada”. También se pidieron refuerzos policiales a localidades cercanas ante posibles incidentes con los vecinos.
Se hicieron presentes en el lugar, la cúpula de la Policía de La Pampa, con Ayala a la cabeza; efectivos policiales de diversas reparticiones y los fiscales Guillermo Sancho, María Cecilia Martiní y Oscar Cazenave

cazadorlonquimay

 

 

 

 

 

Compartir