Mataron a un colectivero de un tiro en la cabeza

Un chofer de una línea de colectivos de la zona sur bonaerense fue asesinado de un balazo en la cara al quedar en medio de un tiroteo durante un supuesto intento de robo de una moto en el partido de Almirante Brown, y tras el crimen sus compañeros y colegas de otras líneas dispusieron un paro, informaron fuentes policiales y gremiales.
El hecho ocurrió este miércoles a las 23.15 cuando el chofer Carlos Sánchez (42) recibió un balazo en el rostro que atravesó el parabrisas del colectivo de la línea 514, interno 46, que estaba apenas dos cuadras de llegar a la cabecera y finalizar su recorrido, en la localidad bonaerense Claypole.
Según los investigadores, todo ocurrió en el cruce de las calles Remedios de Escalada y Aristóbulo del Valle, en esa localidad del partido de Almirante Brown, cuando varios delincuentes en motos intentaron robar a otro motociclista y, ante la resistencia de la víctima, se originó un tiroteo.
De acuerdo con las fuentes, uno de los balazos disparados por esos delincuentes atravesó el parabrisas del colectivo manejado por Sánchez que circunstancialmente pasaba por el lugar y estaba por finalizar el recorrido, y mató al chofer.

Muerto.
El colectivo, con el chofer muerto y sin pasajeros, avanzó unos 50 metros más hasta que se estrelló contra un paso a nivel, cerca de la estación de trenes de Claypole.
Los policías que llegaron al lugar determinaron que el chofer ya estaba fallecido, dijeron los investigadores.
“No hay palabras, no puedo entender lo que le pasó a mi hermano. No sé lo que vamos a hacer ahora. Dejó a cinco hijos y a un nieto”, dijo Pablo, el hermano del chofer fallecido, también colectivero.
“Yo estaba trabajando, me llama el delegado y me avisa que falleció con un tiro en la cara, que quedó en medio de un tiroteo. No quiero que ésto quede impune, quiero que aparezcan los que fueron”, explicó el hombre en declaraciones a la prensa.
Pablo Sánchez también se quejó de la Justicia, porque “los chorros entran y salen (de la cárcel)”, tras lo cual se preguntó si las autoridades “están esperando que la sociedad se arme para defenderse”.

Paro.
Tras conocerse el crimen del chofer, los compañeros de la línea iniciaron un paro en reclamo de mayor seguridad durante el recorrido, al cual se sumaron luego todas las líneas que circulan en la zona sur del conurbano.
Luego, la Unión Tranviarios Automotores (UTA) convocó a un paro por 24 horas para todas las líneas de la zona sur, en solidaridad con la familia de la víctima.
El titular de la UTA, Roberto Fernández, confirmó la medida de fuerza y dijo que “hay mucha bronca entre los compañeros. Ni en la guerra se mató tanta gente, esto es peor que una guerra”, tras lo cual explicó que, si bien no deseaba “echar culpas” a nadie, afirmó que “la sociedad va a tener que decir basta” ante la situación de la inseguridad en territorio bonaerense. También indicó que “tal vez se haga una movilización a La Plata para hablar con (Cristian) Ritondo o la gobernadora para buscar la manera, no de calmar, pero que la gente vea que se están haciendo cosas”.
El hecho es investigado por personal de la comisaría de Claypole, que trabaja bajo las órdenes de un fiscal de turno del departamento judicial de Lomas de Zamora.