Mató a sus tres hijos, a su esposa, a un vecino, hirió a dos policias y se suicidó

La masacre de Necochea ocurrió esta mañana y causó gran conmoción entre los habitantes del barrio Fonavi de la avenida 98 y calle 63 de esa ciudad del sur bonaerense, a 130 kilómetros de Mar del Plata.

Según los investigadores policiales, el episodio se desencadenó cerca de las 9 de esta mañana cuando Roberto Daniel Vecino (56) comenzó a discutir con su esposa, Marta Esther Curuchet, en la cocina de una casa en la que vivía la mujer con al menos tres de sus hijos, todos ellos mayores de edad.

Según lo que pudieron determinar los pesquisas, Vecino, que era empleado municipal y trabajaba actualmente como sereno del Cementerio local, y su esposa estaban separados y últimamente tenían una mala relación, a pesar de lo cual no existían denuncias de violencia familiar.

La mujer vivía en esa casa con los hijos de ambos y el hombre en una casa lindera, por lo que tenían contacto diario, dijeron los investigadores policiales y judiciales.

En cierto momento de la discusión, el hombre se apoderó de una cuchilla y asesinó a puñaladas a la mujer, a quien dejó tirada en la cocina, tras lo cual subió a una planta alta de la vivienda y atacó a sus dos hijas mujeres, Rosa (21) y Etelvina (19), a quienes también mató de varias cuchilladas.

Se cree que en ese momento llegó su hijo Roberto (19), quien vio lo que pasaba y pretendió salir corriendo de la vivienda para evitar ser asesinado por su padre.

Según los vecinos, el hombre lo persiguió y lo alcanzó a los pocos metros y se trenzó en una pelea a golpes de puño.

Luego, cuando ya lo tenía reducido, lo atacó a puñaladas en distintas partes del cuerpo y lo mató.

La secuencia fue observada por un vecino, un hombre de 70 años llamado Horacio Córdoba que es sereno en la Sociedad Rural de la ciudad, quien pretendió intervenir y evitar el crimen del joven.

Al verlo, Vecino también atacó a Córdoba y lo degolló, por lo que quedó tirado al lado del cuerpo del hijo del agresor.

Un móvil de la comisaría local que había sido alertado por otros vecinos del lugar llegó pocos minutos después y sorprendió al agresor allí, por lo que los policías pretendieron detenerlo.

En ese momento, Vecino los atacó e hirió a ambos en las manos, tras lo cual salió corriendo y se refugió en un galpón de la casa, donde se atrincheró a pesar de los pedidos de los policías para que saliera y se entregara.

Finalmente, con una orden judicial, los efectivos del Grupo de Apoyo Departamental (GAD) de Necochea lograron ingresar al galpón y lo encontraron ahorcado.

Los policías heridos fueron trasladados a un centro asistencial de la zona, donde permanecen internados aunque fuera de peligro.

El hecho es investigado por personal de la comisaría 1a.de Necochea y la titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 20 de esa ciudad bonaerense, Mirta Ciancio, quien ordenó a la policía Científica el levantamiento de rastros.

Fuentes de la investigación aseguraron que en el lugar fue secuestrada una cuchilla con la que se presume Vecino cometió todos los crímenes.

“Siempre mi padre fue un infierno, siempre nos maltrató”

La hija mayor del hombre que asesinó en la mañana de este jueves a parte de su familia y a un vecino en la ciudad de Necochea aseguró que su padre amenazaba a su mujer y hasta le apuntó con un arma en la cabeza, y que siempre los agredía tanto a ella como a sus hermanos y hasta en una oportunidad lo denunció en una comisaría por haberla golpeado.

Daniela Vecino, hija de Roberto Daniel Vecino y de Marta Esther Curuchet, explicó en una entrevista al canal C5N que su padre “era un infierno” por la violencia que ejercía sobre ellos, y que “jamás” se arrepentía de las agresiones.

“El actuaba con naturalidad. Para la gente era una buena persona, pero adentro de la casa era otro”, dijo la mujer, quien se salvó de ser asesinada por su padre porque no se encontraba en la escena del crimen, ya que se fue de la casa paterna cuando cumplió 16 años.

“Mi papá ha hecho un montón de cosas que hacían suponer que sí (que podía cometer un crimen), pero tal vez todos lo minimizaron, y pocas personas le dieron importancia”, explicó la mujer, quien recordó que su padre “le apuntaba a la cabeza a mi mamá con un arma cuando yo tenía nueve años”.

“Cuando era chica lo denuncié a mi papá, pero fui sola a la comisaría porque mi mamá le tenía miedo, le tenía terror”, afirmó Daniela. Desde siempre su padre “fue un infierno, siempre nos maltrató, nos pegaba con la manguera” y recordó que ejercía sobre toda su familia “violencia psicológica”.

 

Marta Curuchet  era familiar del senador Juan Curuchet

La mujer asesinada por su marido en Necochea junto a tres de sus hijos era prima lejana del senador provincial y ex campeón olímpico de ciclismo Juan Curuchet.

El propio Curuchet contó que Marta Curuchet (52) tenía vinculación familiar con él y su hermano Gabriel Curuchet (50), otro reconocido ciclista de las décadas del ’80 y ’90, por el lado de su abuelo paterno.

Curuchet, campeón olímpico en la especialidad Madison junto a Walter Pérez en los Juegos de Pekin 2008 y senador provincial del Frente de la Victoria desde 2013, explicó que la familia originaria es de Tandil y luego una parte fue a Mar del Plata, donde nacieron los ciclistas, y otra a Necochea.

El senador provincial estuvo en contacto con su prima en su última visita a Necochea y la mujer subió las fotos del encuentro en las redes sociales.

Compartir