Máxima de Holanda resaltó las políticas de Macri para bancarizar la sociedad

La reina Máxima de Holanda consideró hoy que el gobierno de Mauricio Macri “ha hecho muchísimo desde diciembre hasta ahora” por la inclusión financiera de la población, y por “acelerar la bancarización”, al tiempo que señaló que “es caro ser pobre, porque la gente que está en situación de pobreza no tiene acceso a los servicios que otra gente puede tener”.
Entre las herramientas destinadas a lograr la inclusión financiera para combatir la pobreza, mencionó los microcréditos, legislación que permita emplear el “dinero móvil”, la conectividad, y un sistema digital de pagos competitivo, al tiempo que valoró la difusión de “buenos datos” por parte del INDEC porque “la data es fundamental para mejorar las políticas”.
La soberana hizo esas definiciones durante un conferencia de prensa que ofreció en la residencia de Olivos, acompañada por la vicepresidente Gabriela Michetti, en el último día de su visita oficial de dos jornadas a la Argentina en su carácter de asesora especial del secretario general de la ONU, en Inclusión Financiera para el Desarrollo (UNSGSA, por sus siglas en inglés).
Previamente, la reina Máxima fue recibida por Macri en un encuentro del que participaron Michetti; la canciller Susana Malcorra, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo. Luego de dialogar con la prensa, la soberana compartió un almuerzo con Macri y la primera dama Juliana Awada en el chalet presidencial.
Vestida con una blusa de color rojo, falda midi cuadrille, zapatos negros y el cabello recogido, la Reina contestó tres preguntas de la prensa local e internacional que, según solicitó el protocolo, estuvieron ceñidas sólo al tema de su visita a la Argentina.
Se mostró también de buen talante cuando un periodista de la televisión le obsequió un paquete de tapas de maicena y ralladura de coco para hacer los típicos alfajores argentinos de dulce de leche, que fueron recibidos por un asistente. “El sentido del humor de los argentinos nunca falta”, dijo la Reina.
Consultada sobre las medidas implementadas por el gobierno de Macri en materia de inclusión financiera, la soberana señaló que “mi impresión es que ha hecho muchísimo desde diciembre en acelerar (la inclusión financiera), pero ya ha habido un incremento de la bancarización también en los tiempos anteriores; así que esto es una cuestión de largo plazo y ser muy consistente en todas las políticas para poder implementar este tema”.
Al referirse a los microcréditos como una de las herramientas de inclusión financiera de los sectores más desprotegidos, dijo que “no son los únicos para mejorar y cumplir con las metas”, y consideró que “el tema no ha funcionado tanto en la Argentina” por “la inflación” ya que “es muy importante tener una estabilidad macroeconómica para poder otorgar créditos y por ejemplo, ahorrar en un banco sin perder el valor de la plata que uno ha guardado”.
También mencionó a una legislación que promueva el “dinero móvil” para implementar “para incluir a la gente a un sistema de pagos que sea interoperable, competitivo, donde todo el mundo pueda hacer transferencias fácilmente, quizás desde su celular, y tenemos que armar una infraestructura tal para que dar crédito a las pequeñas y medianas empresas, que son las creadoras más fuertes de empleo en el mundo, sea posible.
La Reina, quien había mantenido un primer encuentro con Macri en el Foro de Davos, en enero de este año, abogó por que “todos los pagos y subsidios que está haciendo la gente, los puedan hacer en el futuro a través de medios digitales, porque se va a crecer el volumen, y va a aumentar la utilización”.
Pero aclaró que la inclusión financiera no se reduce “a darle una cuenta de banco a una persona para pagarle el salario. Porque lo que está pasando muchas veces en la Argentina y en otros países es que la gente recibe el pago de ese salario, saca todo su dinero y después sigue haciendo el resto de sus cosas en efectivo; y lo que queremos es que deje su plata ahí, que empiece a ahorrar, que haga frente a todo tipo de responsabilidad financiera que tenga a lo largo de todo ese mes”.
“El tema es que es caro ser pobre, porque la gente que está en situación de pobreza no tiene acceso a los servicios que otra gente puede tener”, manifestó, y precisó que “hay distintas formas (de ayuda) y hemos aprendido en muchos lados del mundo. Incluir a la gente vulnerable dentro del sistema financiero va a ser muy importante para que no incurran en estos costos; porque eso los mantiene en la pobreza”.
La reina agregó que en la Argentina “sólo el 50 por ciento de la población tiene acceso a una cuenta bancaria”, cifra que se reduce al “al 44 por ciento” en los sectores de más bajos recursos, mientras que el ahorro como porcentaje del PBI asciende “al 15 por ciento, muy por debajo de las figuras regionales”, que llega al 41 por ciento. A su vez, los créditos a las pymes sobre el PBI “son del 3 por ciento, el más bajo de toda la región”.
No obstante destacó el “enorme potencial” del país en este campo, con la ayuda de la tecnología, ya que “tiene la posibilidad de realmente saltar muchas cosas que países como Holanda, o los Estados Unidos, que siguen trabajando con cheques, han hecho”.
La soberana apuntó al futuro al señalar las posibilidades de que “el día de mañana todo el mundo pueda recibir sus pagos en su teléfono, puedan hacer sus compras en su teléfono, recibir sus créditos en su teléfono y sentados en su hogar. Pero para eso vamos a necesitar tiempo, muchos cambios regulatorios, mucha coordinación a través de varios ministerios y en colaboración muy cercana con el sector privado, que es al final el que va a tener que hacerlo”. (Télam)

Compartir